Por qué no funcionan los cambios en Cuba


Arthur González

CUBANET 2Bajo ese título el sitio anticubano Cubanet, publicó un artículo desde Miami, en el que se cuestionan los resultados de los cambios económicos que se establecen en la Cuba de hoy.La culpabilidad de que supuestamente no funcionen los cambios introducidos en la economía de la isla, se la achacan “a que las cadenas de suministros deberían estar en manos del sector privado y no en el estatal”.

Para argumentar sus consideraciones aseguran que “Las economías exitosas han demostrado que se debe dejar todo o casi todo en manos del sector privado y el mercado”.

Pero ¿a qué países se estarán refiriendo?

Hoy la Unión Europea no es ejemplo de economía exitosa para nadie y la de Estados Unidos menos aun, donde casi todo está en manos privadas.

Sin embargo, ante la quiebra de los principales bancos, el estado tuvo que asumir el mando o el barco se hundía. Por desgracia los que se ahogaron fueron los trabajadores, incluidos profesionales con altos sueldos. Solo se salvaron en el arca de Noe los más ricos banqueros y otros millonarios de alto estándar.

Por tanto, la receta no funcionó en economías totalmente de mercado y el panorama actual de las “economías exitosas” lo dice todo.

El desempleo en España superó por primera vez los seis millones de personas, con el 27,16 % de la población activa, dada la crisis económica que padece desde 2008.

El grupo más afectado son los jóvenes menores de 25 años, entre los que el desempleo se situó en el 57,22 %.

El número de hogares en el que todos sus miembros están sin trabajo, alcanzó la cifra de un millón 906 mil 100.

El desempleo en la Unión Europea refleja un triste panorama. Grecia con el 27 %, Portugal con 17,8 %, Chipre con 15,6%, Irlanda con 13,5%, Francia con el 11% y Alemania con el 6,7 % de su población.

En Estados Unidos, el más rico del mundo, 49,7 millones de personas están en la pobreza, incluidos 13,4 millones de niños; datos confirmados por el Comité de Consejeros Económicos de la Casa Blanca.

Uno de cada cinco niños es pobre y más de uno de cada cinco menores en New York, vive en un hogar sin dinero suficiente para comer.

Barack Obama, anunció el 9.1.2014 cinco “Zonas Promesas” para reactivar la economía y salvar a la sociedad norteamericana. San Antonio, Texas, Filadelfia, Pensilvania, Los Ángeles, California y el sureste de Kentucky y Choctaw, en Oklahoma.

El tema de la pobreza se apodera de las campañas presidenciales del 2016, prometiendo soluciones para disminuir la pobreza infantil.

El Reino Unido tiene igual panorama. Al menos cuatro millones de familias británicas con hijos están al borde del abismo ante el peligro de perder sus hogares, en caso de ser despedidos de sus trabajos.

El 44% de las familias trabajadoras de Gran Bretaña, unas 3,8 millones, no podrán pagar sus alquileres o préstamos hipotecarios por más de un mes, si quedaran desempleados.

En total, 2,4 millones de familias británicas podrían terminar sin techo de un día para el otro en caso de desempleo.

En el Reino Unido son altísimos los costos de vivienda y el nivel de salarios está estancado. Los bajos salarios y los costos muy altos, hace que mucha gente enfrenta una batalla diaria para que su salario les alcance.

Italia sufre lo mismo. Unos siete millones de italianos enfrentan precariedad laboral. La tasa de desocupación creció 1.2 puntos porcentuales.

En España la emigración no se detiene, 62 mil 000 españoles viajaron al exterior y 44 % de los estudiantes con títulos de maestrías buscan trabajo fuera de España.

Para abordar el problema del desempleo, en especial el juvenil donde la situación es alarmante, los ministros de Economía y Trabajo de las cuatro primeras economías de la zona euro, Alemania, Francia, Italia y España, se reunieron en junio de este año en Roma, sin resultados favorables.

En América Latina y el Caribe, 7,8 millones de jóvenes buscan trabajo pero no lo consiguen. La tasa de desempleo juvenil afecta al 13,9 % de los 56,1 millones de jóvenes.

21,8 millones de jóvenes no estudian ni trabajan, son los llamados “NINIs”, y de ellos 16,5 millones ni siquiera están procurando una ocupación o estudios, al no ver luz al final del túnel.

El gobierno cubano instrumenta cambios en su economía, pero no quiere llevar a su pueblo a la situación en que se encuentra el primer mundo, donde sus economías no son planificadas y menos aun socialistas, en las que el ser humano es lo último de la lista.

Antes de juzgar los cambios en Cuba hay que saber que pasa en el mundo y solo después llegar a conclusiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s