Dónde se esconde la represión en Cuba


Arthur González

Derechos human-rights-in-cuba-presentedjrEn los últimos días se percibe un incremento de noticias sobre supuestas represiones en Cuba, algo previsible ante la proximidad del 10 de diciembre, día mundial de los Derechos Humanos, en el que tradicional el gobierno norteamericano y su sede diplomática en La Habana, imparten orientaciones a sus asalariados para conformar campañas mediáticas que den lugar una matriz de opinión contraria a la Revolución.Por ese motivo se pueden leer en Internet noticias sobre supuestos actos de represión, los que ningún visitante extranjero en la Isla ni los profesionales de la prensa extranjera acreditada, logran comprobar.

Si esas noticias fuesen ciertas ¿cómo es posible que agencias occidentales como la española EFE, la francesa AFP, la británica Reuter, e incluso la TV norteamericana CNN, todos con presencia en Cuba, no reportan esos sucesos?

A eso hay que sumarle la presencia de cientos de denominaciones religiosas, presididas por la católica, las protestantes y las sincréticas de origen africano, que tampoco conocen de esas supuestas golpizas y detenciones arbitrarias de las que acusan a la policía cubana.

Esto sin dudas tiene que llamar a la reflexión de millones de personas en el mundo, que tienen un coeficiente de inteligencia que les permite discernir entre al mentira y la verdad.

En los últimos días solo un grupúsculo contrarrevolucionario UNPACU, encabezado por el ex recluso José Daniel Ferrer de la provincia de Santiago de Cuba, envía mensajes y coloca artículos sobre actos que nadie ve y solo él y sus asalariados padecen.

Para no quedarse atrás y sin el dinero que asigna el gobierno de Estados Unidos, se le sumó su eterna rival, la grosera e inculta Berta Soler, presidenta de las “Obesas de Blanco”.

Para incrementar las dudas acerca de las “oleadas represivas” en Cuba, está el editor de The New York Times, Ernesto Londoño, quien durante su estancia en la isla tampoco constató tales actos, e incluso recibió en el lujoso Hotel Saratoga, ubicado en el corazón de La Habana frente al capitolio nacional, al propio José Daniel Ferrer y a la bloguera oficialista de Washington Yoani Sánchez y ninguno de los dos tuvo limitaciones para acceder al hotel ni fue detenido por acusar al gobierno cubano de ser lo peor del mundo.

Si esto es así, y ni la prensa, las iglesias y los diplomáticos de las más de cien naciones acreditadas ante el Ministerio de Exteriores han podido presenciar una de esas “brutales represiones”, entonces ¿dónde se esconden las represalias contra los “disidentes en Cuba”?

Algo muy diferente ocurre en Estados Unidos, España, Grecia o México, donde todos podemos constatar lo que es una brutal represión policial, con el empleo de gases lacrimógenos, golpizas, y detenciones arbitrarias, observas por la TV.

De Cuba nunca la CNN ha podido publicar escenas como las que se pueden ver hoy en New York, Ferguson y otras ciudades norteamericanas.

Esta conducta da motivos a que la contrarrevolución cubana, creada por la CIA y sostenida con el presupuesto de 20 millones de dólares anuales aprobados por la Casa Blanca, no tenga prestigio ni autoridad dentro y fuera de Cuba, y la tan deseada unidad jamás será posible por cuestiones que el gobierno norteamericano y la CIA conocen muy bien.

Sobre ello Jonathan Farrar, jefe de la Misión diplomática estadounidense en La Habana, informó el 15 de abril del 2009 a las 13:00, en el cable confidencial # 202438, con el título “Los EE.UU. y el papel de la oposición en Cuba”, un conjunto de valoraciones entre las que señala:

“Muchos grupos de oposición son dominados por individuos con encumbrados egos que no trabajan bien en equipo por lo que pueden ser fácilmente manipulados por la seguridad cubana”.

“No es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano”.

“Están envejecidos y desconectados de la vida en el país”.

“Las personalidades disidentes o sus agendas son prácticamente desconocidas por la población”.

“Dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores”.

Ante esta realidad, si alguien quiere conocer más de los “disidentes” pueden remitir sus preguntas al Departamento de Estado a la CIA, ellos sin dominan la verdad.

Un pensamiento en “Dónde se esconde la represión en Cuba

  1. Pingback: Ver y escuchar es lo mejor |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s