Ver y escuchar es lo mejor


Arthur González.

londoño-usaLa contrarrevolución asalariada de Washington le solicitó un encuentro al periodista de The New York Times, Ernesto Londoño, autor de los interesantes y audaces editoriales que sobre Cuba publicara recientemente ese prestigioso diario.Con el evidente interés de trasladarle una visión diferente de la situación interna cubana, la devenida en bloguera, Yoani Sánchez Cordero, su esposo Reinaldo Escobar, quien fuera periodista del diario oficial de la Juventud Comunista, el ingeniero informático Eliécer Ávila y la asalariada Miriam Celaya, conversaron durante dos horas con Londoño, sobre la visión de ellos respecto a lo que sucede en la isla.

Fue lo mejor que pudo pasarle al norteamericano durante su breve estancia; “Vista hace fe”.

Después de escucharlos, analizar la proyección sicológica, la forma de conducirse y hasta el lenguaje empleado, Londoño podrá sacar sus conclusiones en una oportunidad única de tocar con las manos a los autodenominados “disidentes”, sin que mediara la opinión apasionada de los cubanos que respaldan a la Revolución.

El primer impacto que debió recibir el periodista, es que los “disidentes” acudieron al hotel donde se hospedaba y conversaron por dos horas con entera libertad de movimiento y expresión, para emitir criterios contra el gobierno cubano, donde nadie fue molestado ni detenido.

Un hombre con experiencia en el periodismo de Estados Unidos, pudo comprobar la falta de argumentos y solidez política de sus interlocutores, al describir situaciones que en nada se acercan a la realidad del mundo actual.

Lo mejor de la jornada fueron las palabras de Yoani, al expresar: “En este país la gente tiene mucho miedo. Incluso no sabe que tiene miedo, porque ha vivido tanto tiempo con él, que no sabe que eso se llama miedo”.

Realmente mueven a risa sus aseveraciones. Si pudiera vivir en México solo por tres semanas, saldría mucho mejor preparada para saber realmente lo que es el miedo y aunque la población lleva décadas con esos temores, ninguno tiene dudas de lo que es sentir miedo a perder la vida.

Miriam Celaya también contribuyó a fortalecer la imagen verdadera de quiénes son los “disidentes cubanos”, cuando aseguró: “un cubano, con su salario, no puede permitirse el lujo de hospedarse en un hotel ni puede comprarse un auto, una vivienda ni puede viajar”.

Entonces, ¿cómo justifica los múltiples viajes de Yoani, Reinaldo, Eliécer y ella misma, a Europa y Estados Unidos, hospedándose en costosos hoteles, traslados en autos por diferentes ciudades, la compra por Yoani de un auto y dos viviendas, más el modo de vida que llevan todos sin tener un trabajo?

Esa verdad se le escapó a Miriam, todos son asalariados del gobierno norteamericano, los entrena, orienta, paga y abastece con los medios técnicos que poseen para sus acciones de propaganda mediática contra Cuba, si no de ¿dónde salen tantas computadoras, memorias flash, teléfonos de última generación y miles de dólares para pagar sus conexiones a Internet?

Del resto, Londoño debió sacar sus propias conclusiones ante la falta de un discurso coherente, de futuro para el desarrollo del país más el desconocimiento de lo que sucede en el mundo.

Ejemplo de eso fueron los comentarios de Víctor Ariel González sobre la emigración, realidad que no es exclusiva de Cuba.

El año 2013 salieron de España 62 mil personas en busca de mejores oportunidades económicas. La crisis en el sector de la construcción dejó al 32,4 % de los arquitectos y urbanistas sin trabajo. Lo mismo sucede en el campo de las investigaciones.

España también pierde capital humano de profesionales y personal cualificado, crecimiento demográfico y población activa, y no porque huyan del comunismo, como se acuña a la emigración cubana favorecida por la Ley de Ajuste.

Tampoco conoce Víctor Ariel qué es realmente la Ley Mordaza o Ley de Seguridad Ciudadana, impulsada por el gobierno español, que incluye multas de hasta 30 mil euros, más de 41 mil dólares, para los participantes en protestas que se consideren ilegales; ni las medidas que regulan los procesos de la Ley de Desahucio, por el impago de una hipoteca.

Eliécer, escasamente pudo decir que nació en los platanales de “El Yarey de Vázquez”, en Puerto Padre, Las Tunas y seguidamente quejarse por el alto precio de las cebollas. Sin embargo no fue capaz de reconocer que sus conocimientos actuales se los debe a la Revolución socialista que lo sacó del platanal.

Quizás no sabe que existen 76,5 millones de afectados por la pobreza infantil en el mundo desarrollado y ninguno es cubano.

El final fue patético y demostrativo del servilismo al amo que les paga.

Todos enjuiciaron al norteamericano por escribir contra el Bloqueo económico de Estados Unidos. Ellos estiman que debe mantenerse, algo que califica su desprecio por el pueblo cubano.

El Bloqueo, según documentos oficiales norteamericanos, persigue el desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas, como cruel medida para debilitar la vida económica de Cuba, causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.

Londoño recibió la mejor vivencia de quiénes son los “disidentes”, ahora podrá escribir sus consideraciones y nadie podrá hacerle un cuento diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s