Obama, el único inteligente


Arthur González

Barack-Obama-speaks-to-members-of-the-press-in-the-briefing-room-of-the-White-House-Sept.-27-2013-in-Washington-DC.-AFPTodo hace indicar que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cree ser el único con suficiente materia gris de este mundo y por tanto puede engañar a los demás.Acaba de declarar públicamente que “sus Servicios de inteligencia subestimaron al Estado Islámico”, reconocido por el jefe de la Jim ClapperComunidad de Inteligencia, Jim Clapper, quien afirmó que “subestimaron lo que había estado pasando en Siria”.

¿Alguien podrá admitir tal afirmación? Es una falta de respeto a la capacidad intelectual y al coeficiente de inteligencia de los ciudadanos de este planeta.

¿Quiénes conformaron hace tres años al ejército de mercenarios para intentar derrocar al presidente sirio Bachar al Asad? La respuesta es bien conocida: Estados Unidos y sus fieles seguidores de la OTAN.

No se puede engañar a la opinión internacional de forma tan burda. Los yanquis financiaron el armamento, los uniformes, los abastecimientos de todo tipo y obligaron a otros países de la Unión Europea a sumarse a esa guerra fraticida para apoderarse de Siria.

El negocio les salió mal, el pueblo sirio apoya mayoritariamente a su Presidente y lo demostró en las urnas. No se han arrodillado ante los norteamericanos y continúan luchando por mantener su soberanía. El ejemplo de lo sucedido en Irak y Libia es suficiente para defender su independencia.

Ante el fracaso de ese ejército mercenario, la CIA ideó un plan para intentar ocupar a Siria y les cambió el nombre a sus asalariados para transformarlos en una “amenaza” para la región, inventando la fórmula del supuesto Califato y de esta forma justificar la participación directa de las tropas estadounidenses y europeas, ya que los mercenarios por sí solos no pudieron alcanzar el objetivo deseado.

Para conseguir mayor dramatismo, poner a la opinión pública norteamericana en condiciones de aceptar una nueva guerra en el medio oriente, con el consiguiente costo en vidas yanquis, y aprobar nuevos presupuesto, la CIA organizó las aparentes “decapitaciones” de dos ciudadanos, uno yanqui y otro británico, pero nadie dice como pudieron ser televisadas, de qué tecnología disponen ni cuáles son las facilidades que posee el ejército del “Estado Islámico”, para colocarlo en Internet en medio de zonas desérticas.

CIA-agencia-central-de-inteligencia-eeuu2Para amplificar aún más el temor en la ingenua población norteamericana y europea, los medios de prensa controlados por el gobierno y la CIA difunden supuestas declaraciones del vocero del “Ejército Islámico”, donde dicen que afirmó:

“Maten al incrédulo, ya sea civil o militar”. “Si podéis matar a un incrédulo estadounidense o europeo -especialmente a los maliciosos y sucios franceses- o a un australiano o canadiense o a cualquier otro (…) ciudadano de los países que ingresaron en una coalición contra el Estado Islámico, confiad en Alá y matadlo por cualquier medio”.

Ridícula aseveración que divulgan para conformar un estado psicológico de terror y pánico entre los ciudadanos de esos países y así apuntalar el apoyo incondicional que le han brindado sus gobernantes a Obama, para justificar los ilegales bombardeos contra Siria.

Estados Unidos tiene como meta ocupar militarmente todo el medio oriente, apoderarse de sus recursos naturales y dominar la zona.

Alto es el precio que paga la población estadounidense con esas guerras, la crisis económica se incrementará y solo el complejo militar industrial se beneficia de esto.

Ahora la posible candidata al sillón presidencial, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, se lava las manos y declara que se “equivocaron” al organizar y financiar a los mercenarios, preparando el camino para culpar al actual mandatario de todos los descalabros.

Triste ha sido el papel del Presidente Barack Obama en la Casa Blanca. No ha podido cumplir ninguna de sus promesas, se convirtió en una marioneta de los poderosos intereses de la ultra derecha y dejará una huella tan profunda en la economía norteamericana que difícilmente podrá quitarse de encima el haber sido el primer presidente negro que con su pésima dirección condujo a Estados Unidos a la banca rota.

Si algo queda bien claro es que sus declaraciones no logran engañar a nadie y Obama no es el único inteligente.

La historia de la CIA en múltiples programas de acción encubierta, demuestra que de ellos se pueden esperar las más inverosímiles historias, como el Programa aprobado el 8 de junio de 1963, bajo el título de “Política encubierta y programa integrado de acciones propuestas hacia Cuba”, donde se afirma:

“Cada acción tendrá sus peligros: habrá fracasos con la consecuente pérdida de vida y acusaciones contra EE.UU. que resultarán en críticas en casa y afuera. Ninguna de esas consecuencias esperadas deberá hacernos cambiar nuestro curso, si el programa expuesto tiene éxito”.

No hay la menor duda, la mano de la CIA vuelve a estar presente y Obama pasará como otra de sus víctimas.

Un pensamiento en “Obama, el único inteligente

  1. Pingback: Obama, el único inteligente | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s