Miami necesita de cambios


Arthur González

Miami cuentapropismoAunque pudiera parecer un disparate, la ciudad de Miami está necesitada de reformas y quizás copiar algunas de las que se aplican en Cuba para los trabajadores privados, o no estatales, como se le suele llamar en la isla. Desde que fueron aplicadas ciertas formar del trabajo por cuenta propia, igual a privado, cientos de miles de personas en Cuba lograron una licencia para abrir pequeños negocios, con beneficios palpables a su peculio particular, permitiéndoles adquirir bienes e incluso vacaciones en polos turísticos como el de Varadero.

Jorge Luis García, Antúnez MIAMI, FloridaAlgunos contrarrevolucionarios financiados por el gobierno norteamericano que les permite vivir cómodamente sin trabajar y no pagar impuestos al fisco por sus ingresos personales, ahora son los que levantan su escasa voz para recitar los libretos confeccionados en Estados Unidos, como hizo recientemente uno de los beneficiados por el dinero made in USA, Jorge Luís García “Antúnez”.

Según este asalariado, “las actuales reformas económicas en Cuba son un fraude”, a pesar de que los dueños de sus propios negocios demuestran lo contrario, e incluso viajaron recientemente a Miami para explicar como sus iniciativas privadas les permiten progresar exitosamente.

Quien conoce los antecedentes de “Antúnez” puede comprender el por qué de sus declaraciones. Jorge Luís cuenta en sus antecedentes penales con varios delitos por Estafa, Hurto y Falsificación de documentos oficiales, todos cometidos antes de convertirse en “disidente” en la primera década de los años 2000. Por tanto ya se puede calcular de qué personaje estamos hablando.

Precisamente por esa condición de muchos, entre ellos su compinche Guillermo Fariñas, son evaluados por la misiantunez fariñasón diplomática norteamericana en La Habana como “personas más interesadas en obtener dinero que en buscar soluciones políticas y ninguno pudiera representar fórmulas gubernamentales en un cambio de sistema gubernamental en Cuba”.

No obstante sus consideraciones disparatadas, en Miami el asunto reclama cambios similares a los de Cuba, de forma urgente y rápida, pues un grupo de vendedores ambulantes se han visto afectados por leyes y regulaciones fiscales, que prohíben la figura de los vendedores ambulantes, hecho que provocó que un agente de la policía y un supervisor de cumplimiento de códigos de Miami, impusieran multas a un trabajador por “cuenta propia”, al no contar con una licencia para tener un puesto de venta fijo.

Esto pudiera parecer insólito para el país “de la libertad y las oportunidades”, pero es un hecho real. Miami no permite vendedores en las calles como se observan en casi todas las ciudades del mundo.

Para intentar actualizar lo que ellos llaman “leyes retrógradas” han creado una organización denominada Vendedores Unidos del Sur de la Florida, para proteger a los “trabajadores por cuenta propia” que trabajan en las calles y aceras de Miami, casi todos latinoamericanos.

La Ciudad de Miami tiene prohibido por ley que los vendedores particulares se mantengan en un lugar fijo o colocar mercancía en el suelo. Tampoco se les permite exhibir más mercancía de la que puedan cargar consigo; y a los violadores se les lleva a las cortes donde enfrentan cargos de delitos menores, posibles arrestos y multas de hasta 500 dólares.

Al parecer Antúnez desconoce esa situación y de ahí que cacaree acusaciones contra los cambios en Cuba, cuando en realidad debería apoyar a los trabajadores por cuenta propia de Miami, los que son acusados por un grupo de dueños de establecimientos comerciales, situados en los alrededores del parque de Dominó, al alegar que los vendedores ambulantes afectaban sus ventas.

Los mismos que acusan a Cuba por no permitir la competencia de los particulares a los centros comerciales estatales, hacen todo lo contrario a lo que le reclaman a su vecino del sur del estrecho de la Florida.

Para intentar cambios en ese sistema de “libre mercado” y apoyar a los trabajadores por cuenta propia que tiene recursos económicos muy limitados, una organización sin fines de lucro nombrada “The Libre Initiative” que lucha por la independencia económica de los latinoamericanos en Estados Unidos, aseguró que “mientras más regulaciones existan, menos libertad económica habrá, ya que la libertad económica de las personas mejora a las comunidades”.

Por tanto, el asalariado “Antúnez” y sus patrocinadores miamenses, entre los que se destacan los integrantes de la organización contrarrevolucionaria “La rosa blanca”, deben mirar primero que aspectos hay que cambiar con prisa en el país de la “libertad”, y después criticar las transformaciones necesarias que lleva a cabo el gobierno cubano.

Aunque le duela a la contrarrevolución, Cuba poco a poco se va transformando, aun cuando la velocidad de los cambios no sea la más aceptada, pero sin peder ni un centímetro de seguridad social, salud y educación general para su pueblo.

Un pensamiento en “Miami necesita de cambios

  1. Pingback: Miami necessita di cambiamenti | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s