Hiroshima in memoriam


Por Arthur González

imagesEl 6 de agosto de 1945 Estados Unidos cometió uno de los crímenes más horrendos de la historia de la humanidad, al dejar caer la sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, la primera bomba atómica.Datos oficiales del mando estadounidense declararon que en esa acción murieron, desparecieron o resultaron heridas 129 mil 558 personas inocentes y más de 176 mil 987 perdieron sus hogares. Los japoneses estiman que las bajas ascendieron a más de 240 mil personas.

La población de Hiroshima en 1940 era de 343 mil 698 habitantes y el estallido de la bomba arrasó más de 10 km2 del terreno, o sea, cerca del 60% de la superficie total de la ciudad.

Las secuelas por las radiaciones atómicas provocaron terribles consecuencias para la vida y 69 años después aun se observan personas con deformaciones físicas.

Tres días después, el 9 de agosto del 45, el presidente norteamericano Harry S. Truman, autorizaba un segundo lanzamiento mortífero sobre la ciudad de Nagasaki.

Los efectos sobre la salud de los sobrevivientes fueron espantosos. Muchos confrontaron un severo deterioro en el sistema vascular, que desembocaron en edemas cerebrales. Otros tuvieron trastornos neurológicos, con coma profundo y murieron en las primeras 48 horas.

Los trastornos vasculares estuvieron presentes por años y en varias generaciones, lo mismo que la pérdida de fluidos y electrolitos que pasaban a los espacios intercelulares y al tracto gastrointestinal, provocándole la muerte a cientos de personas por el desequilibrio osmótico, el deterioro de la médula ósea e infecciones mortales.

Fueron miles los niños y adultos que sufrieron lesiones en los vasos sanguíneos y terminaron con necrosis y gangrenas en sus miembros superiores e inferiores.

Este acto fue una muestra de la ausencia de respeto a los derechos humanos que tiene el Gobierno de Estados Unidos, repitiendo sus crímenes años más tarde en Corea y Vietnam, sembrado la muerte y destrucción en todos los países de la llamada Indochina.

Hace solo unos días murió el último de los pilotos yanquis que participó en ese hecho, por lo que tuvo la oportunidad de observar durante muchos años los resultados que causó ese crimen, algo que seguramente cargó sobre su conciencia toda su vida.

La humanidad no podrá olvidarse jamás de los crímenes cometidos por Estados Unidos, esos que hoy se proclaman “campeones” de los derechos humanos que pretenden imponer sus valores al resto del mundo.

Por ese motivo, un día como hoy debemos honrar a los cientos de miles de japonés que murieron y enfermaron por la irresponsabilidad de los políticos norteamericanos y que aun 69 años después continúan con su política imperialista, que no escatima nada con tal de lograr sus objetivos geopolíticos, aunque para ello tenga que seguir sembrado la muerte de seres inocentes.

Un pensamiento en “Hiroshima in memoriam

  1. Pingback: Terroristas de pura cepa | El Heraldo Cubano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s