Estados Unidos promueve sociedades democráticas


Por Arthur González

índiceLa Agencia de prensa norteamericana Associated Press, (AP), acapara titulares a partir de la divulgación de los planes subversivos del Gobierno norteamericano contra Cuba.

Para la opinión pública, es como si el mundo se cayera cuando conocen la verdad, respecto a la criminal política subversiva que mantiene el Gobierno yanqui hacia los cubanos.El programa Zunzuneo fue la primera revelación, donde quedó al descubierto la maniobra a través de las redes sociales y otros mecanismos digitales. Ahora AP expone al mundo como la USAID, Agencia para el desarrollo de Estados Unidos, estableció otro programa subversivo con el propósito de derrocar a la Revolución cubana, obsesión que no los deja dormir desde el mismo 1ro de enero de 1959.

De acuerdo con la información dada a conocer, se asegura que la USAID estuvo enviando a Cuba enmascaradamente, a jóvenes latinoamericanos para crear las condiciones materiales que posibilitaran provocar cambios políticos en la isla, algo que forma parte de un programa más amplio de subversión ideológica y política.

Se afirma que la gran operación se inició con las misiones asignadas al estadounidense Alan Gross, encarcelado en diciembre de 2009 cuando intentaba instalar varios equipos de comunicación satelital, por órdenes de la USAID.

Le siguió Zunzuneo y más tarde el envío de jóvenes latinoamericanos, procedentes de Perú, Costa Rica y Venezuela, los cuales ingresaron a Cuba bajo el estatus de turistas, con el interés de reclutar activistas políticos que posteriormente llevaran a cabo las revueltas populares, al estilo del Medio Oriente.

Para establecer contacto con los estudiantes universitarios cubanos, utilizaron como pretexto la impartición de talleres para prevenir el VIH, SIDA.

Al regreso, de conjunto con oficiales de la USAID, se evaluaban los candidatos, sus características generales, capacidad de liderazgo y otras, que les permitieran movilizar a sus condiscípulos en diferentes facultades universitarias cubanas.

Es evidente que posterior a la detención del señor Gross, el gobierno norteamericano trató de impedir que otro de sus ciudadanos pudiera caer en prisión, por lo que orientó a la agencia Creative Associates Internacional, cambiar de estrategia y enviar a Cuba solamente a extranjeros.

El nuevo proyecto contemplaba sacar a los cubanos hacia otros países, donde recibirían la preparación necesaria para su labor; algo que ya ejecutan con Yoani Sánchez, Antonio González-Rodiles y Eliécer Ávila, a los que les impartieron cursos en el Instituto Lesch Walesa, de Polonia, y también en centros especiales en Praga, Madrid, Suecia y Miami. En alguno de estos seminarios de preparación coincidieron con el venezolano Leopoldo López.

Otros de los reclutados recibirían dinero en el territorio nacional, para que llevaran a cabo desórdenes públicos y manifestaciones callejeras, lo cual ya se ha visto en algunos hechos acometidos en la zona oriental por la organización contrarrevolucionaria financiada desde Miami denominada UNPACU, Unión patriótica de Cuba.

Al verse descubiertos los programas de la USAID, sus funcionarios acusaron a la AP de ser “sensacionalista”, ya que afirman que “el trabajo contra Cuba no es secreto, ni clandestino, ni encubierto”; simplemente se sienten con todo el derecho de “promover sociedades resistentes y democráticas”.

O sea, que la injerencia abierta de Estados Unidos en los asuntos internos de Cuba y trabajar para derrocar al gobierno es normal.

Bueno sería comprobar la reacción del FBI si sus oficiales detectaran a jóvenes europeos, dándole clases a los estudiantes de universidades norteamericanas, de cómo deben organizarse para manifestarse en contra del Gobierno, ante la situación de endeudamiento que tienen por haberse vistos obligados a solicitar prestamos para poder pagar sus estudios, los altos impuestos que deben pagar de por vida, la crisis que sufren por los deficientes sistemas de salud y la falta de empleos.

Un vez más se ponen de manifiesto las políticas agresivas de la CIA y otras Agencias del Gobierno yanqui, para intentar destruir el proceso revolucionario cubano y como realmente tienen que reclutar y pagar para crear a la contrarrevolución interna, a la cual quieren disfrazar de “sociedad civil y de disidencia”, algo bien lejos de la realidad, pues el pueblo cubano y sus amigos en el mundo saben que son mercenarios, pagados con el presupuesto de 20 millones de dólares que anualmente asigna la Casa Blanca para el cumplimiento de las tareas asignadas.

Pero como dice el proverbio popular: “No os asombréis, se verán horrores”

7 pensamientos en “Estados Unidos promueve sociedades democráticas

  1. Pingback: Gli USA promuovono società democratiche | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: Estados Unidos promueve sociedades democráticas | Noticias de mi Tierra

  3. Pingback: Repitiendo la historia | El Heraldo Cubano

  4. Pingback: Repitiendo la historia. #CIAvsCuba #Cuba | KOKACUB@

  5. Pingback: Repitiendo la historia   |

  6. Pingback: Repitiendo la historia |

  7. Pingback: Repitiendo la historia | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s