Mala memoria o Alzahiemer


Arthur González

ley-migratoria-cubaAl leer alguna de las crónicas sobre Cuba que escriben por encargo aquellos que reciben financiamiento del gobierno de Estados Unidos, hay que pensar que sus autores padecen del mal de Alzahiemer o en realidad carecen de una elemental cultura histórica.Así sucedió con lo publicado por el libelo anticubano “Diario de Cuba”, subvencionado con dinero yanqui para sus campañas mediáticas, donde hacen un relato a cerca del tratamiento que reciben en la Aduana habanera, los cubanos que regresan de Miami, esos que a cambio de unos dólares trabajan en favor del gobierno yanqui.

Si bien es cierto que las medidas aduanales cubanas no son del agrado de la mayoría de los viajeros por las molestias que ocasionan, muchas de ellas son la respuesta a cientos de acciones emanadas de los planes terroristas made in USA durante 55 años, como entrar pastillas envenenadas, petacas incendiarias, propaganda subversiva, hasta material explosivo.

Las otras que pudieran aplicarse sobre los pasajeros que reciben un salario desde Miami para ejecutar actos provocativos contra el gobierno de Cuba, son bien diferentes y muy similares a las que la CIA y el FBI aplican a diario.

Aquellos que padecen de falta de memoria o por incultura no leen lo que ejecutan las autoridades norteamericanas, deben darle una hojeada a las acciones que han llevado a cabo y aún desarrollan, las autoridades aduanales de otros países contra los cubanos y aquellos latinoamericanos que mantienen una relación favorable con Cuba.

Es usual que la Aduana de Miami se ensañe contra los cubanos que van y vienen de Cuba; la revisión es exhaustiva y se enfurecen con el pasajero que trate de ingresar un litro de ron cubano, el cual no es para subvertir ni intentar cambiar el sistema político norteamericano. Si le encuentran una petaca con unos puros hechos en Cuba, hasta puede ser fuertemente multado por violar el “embargo” impuesto desde 1962 contra la Isla.

Si el tránsito es por algún país latinoamericano con estrechos vínculos con Estados Unidos, es un hecho seguro que al pasajero cubano se le retire su pasaporte para fotocopiarlo.

En caso de que algún funcionario del gobierno de Cuba arribe a territorio norteamericano, entonces será separado de la fila del despacho migratorio y trasladado hacia una pequeña habitación a esperar pacientemente que le devuelvan su documento de viaje, aun cuando este sea diplomático. Si protesta la respuesta es tajante: “si no le gusta no visite los Estados Unidos”.

Philip AgeePero para los desconocedores de la historia, sería muy conveniente leer el libro escrito por el oficial CIA Philip Agee, titulado “Diario de la CIA”.

En sus páginas podrán encontrar métodos de trabajo empleados por esa agencia de inteligencia estadounidense, para que se asombren de las barbaridades y violaciones de los derechos humanos que cotidianamente ejecutan contra personas que solo piensan diferente a ellos.

Entre muchas cosas, Agee afirma:

Ecuador, Quito, 2 abril 1962. “Sucedieron anoche dos hechos relacionados con Cuba en el aeropuerto de Guayaquil, que servirán para nuestra propaganda”.

“Se detuvo a un ecuatoriano que regresaba de un curso de entrenamiento en Cuba de tres meses. Se trata de Guillermo Layedra, dirigente de la Central de Trabajadores de Ecuador en Riobamba, cuyo regreso le comunicó la base de Guayaquil a la Estación CIA en Ciudad de México, que obtiene información bien detallada de todos los viajantes de y desde Cuba vía México, a través del servicio de inmigración mexicano”.

“Los datos del viaje de Layedra se le entregaron al Teniente Coronel Pedro Veloz Moran, uno de nuestros agentes que actúa como enlace en Quito”.

“Se hará publicidad con el material que trata de libros, panfletos, discos y canciones revolucionarias”…

“Marzo 1 de 1963. “Warrem Dean, jefe de la Estación CIA en Quito, Ecuador, me contó que una de sus operaciones en Ciudad de México, era el equipo de control de viajes en el Aeropuerto. Ahí, los pasaportes de los viajeros a Cuba son marcados por los inspectores mexicanos de inmigración con “Llegado de Cuba” o “Salida a Cuba”, para asegurarse que el viaje quede registrado en el pasaporte. La Estación fotografía también todos los pasaportes de los viajeros con máquinas fotográficas similares a las de prensa, mientras se embarcan o desembarcan los pasajeros”.

“Los resultados de la operación de control de viajes en Ciudad de México se combinan, para procesarlos junto a otras informaciones de viajes, a través de rutas más importantes como Praga o Madrid”.

De qué se quejan los asalariados del gobierno yanqui que viajan a Miami para recibir entrenamiento y abastecimiento material, con el sueño de derrocar al gobierno cubano, si todo hace pensar que la Aduana cubana está copiándole los métodos de trabajo a la CIA, bajo el principio de la Ley del Taleón: “Ojo por Ojo y Diente por Diente”.

2 pensamientos en “Mala memoria o Alzahiemer

  1. Pingback: Cattiva memoria o Alzahiemer | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: La psicosis de los yanquis |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s