Los años 60 y su historia no contada


Arthur González

CIA logoHistoriadores de las dos orillas del estrecho de la Florida se debaten en analizar la historia de los años 60 del pasado siglo XX en Cuba; unos con el fin de resaltar lo que para ellos fueron errores y otros por sacar a la luz las verdades sobre las acciones del Gobierno de Estados Unidos para derrotar a la Revolución e invadir a la Isla.Con la intención de lograr sus objetivos, el Gobierno norteamericano desde 1960 dio órdenes a la CIA de elaborar complejos y creativos “Programas de Acción Encubierta”, en los cuales se plasmaron múltiples tareas que iban desde la creación de una oposición interna, células para la recolección de información, la guerra económica, campañas de propaganda y acciones terroristas, hasta planes de asesinato a Fidel Castro Ruz y a sus más cercanos colaboradores.

Esa década se caracterizó además por la manipulación de la emigración con fines subversivos, que a la vez que intentaba dejar al país sin la fuerza laboral calificada, incluidos médicos, ingenieros, académicos, intelectuales y artistas, trató de vender la imagen al mundo de que los cubanos “huían del comunismo”, dictando leyes que sostuvieran esa matriz de opinión como fue la tenebrosa “Ley de Ajuste Cubano”, la cual constituye una política migratoria estadounidense solo para Cuba, paralela a las demás regulaciones legales que rigen hacia el resto del mundo.

Para ilustrar mejor estas acciones basta recordar la “Operación Magosta”, aprobado por el presidente J.F. Kennedy el 18 de enero de 1962, cuyo objetivo era: “ayudar a los cubanos a derrocar al régimen comunista en Cuba e instaurar un nuevo gobierno con el cual Estados Unidos pueda vivir en paz”.

Dicha Operación ha sido la más amplia y detallada en materia de subversión contra Cuba, en la cual se preveían cuatro tareas para acciones de Inteligencia, seis de tipo política, trece de Guerra Económica, cuatro de Guerra Sicológica y cuatro de tipo militar, todas con el fin de justificar una invasión del ejército norteamericano a la Isla.

De acuerdo con los documentos oficiales norteamericanos ahora desclasificados, se constata que el 17 de agosto de 1962, el General Maxwell D. Taylor, quien en esa época ocupara diferentes responsabilidades tales como: presidente del Grupo de Estudios sobre Cuba; asesor militar de J.F. Kennedy; presidente del Estado Mayor Conjunto y miembro del Comité Ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos; elevó al Presidente JFK un memorando sobre los resultados alcanzado en la primera Fase de la Operación Mangosta.

En dicho texto expresa: “el objetivo prioritario en este período, fue la adquisición de información sólida de inteligencia relacionada con la situación interna de Cuba, además de las acciones políticas, económicas y encubiertas, excepto las calculadas para inspirar una sublevación”.

Al final anexó un documento con las pautas para la Fase II de la Operación, las que serían remitidas al General Edward G. Lansdale, Jefe de Operaciones de Magosta.

Como resultado de esto, Lansdale confeccionó un memorando el 31 de agosto para el Grupo Especial Ampliado, donde expone las acciones que se llevarán a cabo en la Fase II.

Los títulos de las acciones a ejecutar fueron:

  • Descrédito y aislamiento del régimen cubano.
  • Acoso a la economía.
  • Intensificación de la recopilación de la información de inteligencia.
  • División en la dirección del régimen con relación a sus relaciones con el bloque comunista.
  • Ayuda a los grupos de exiliados cubanos y a los gobiernos latinoamericanos para emprender acciones.
  • Estar preparados para hacer estallar un levantamiento interno en Cuba.

Para aquellos que quieren resaltar errores y equivocaciones del gobierno revolucionario en esa década, como la llamada “Ofensiva revolucionaria” que eliminó la inmensa mayoría de la propiedad privada y otras medidas revolucionarias más, deben tener presente el contexto en el que Cuba se movía, presionada por constantes ataques de todo tipo para destruir el proceso revolucionario.

Estos programas del gobierno yanqui, unidos a otros que le siguieron para aniquilar la ya empobrecida economía cubana, no se conocen masivamente, a pesar de que constan en la biblioteca Kennedy, Archivos de Seguridad Nacional, Serie de memorandos y reuniones, Grupo Especial Ampliado y Operación Mangosta, así como en los volúmenes que publica el Departamento de Estado en el Foreign Relations.

Si se le cambiara la fecha a estos memorandos y se le pusiera la de hoy, veríamos la vigencia de los mismos y como 55 años después continúan idéntica línea de trabajo para liquidar a la Revolución.

Para acusar a Cuba primero hay que conocer bien la historia de los ataques, sufrimientos y privaciones que las diferentes administraciones norteamericanas les han causado a su pueblo; todo no ha sido por errores del Gobierno cubano.

Esa es una pequeña parte de la historia no contada de los años 60 del siglo XX.

Quien lo dude que investigue en los propios Estados Unidos y se asombrará de la resistencia de una pequeña isla ubicada en el Mar Caribe, llamada Cuba.

8 pensamientos en “Los años 60 y su historia no contada

  1. Pingback: Gli anni ’60 e la loro storia non raccontata | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: Desmemoriados o ignorantes | El Heraldo Cubano

  3. Pingback: Desmemoriados o ignorantes | Cayo Hueso

  4. Pingback: Desmemoriados o ignorantes |

  5. Pingback: Desmemoriados o ignorantes (#Cuba #USA #España) | Cuba por Siempre

  6. Pingback: Quién podrás más | El Heraldo Cubano

  7. Pingback: Quién podrás más |

  8. Pingback: Quién podrás más | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s