Prensa sin libertad


Arthur González

DINERO AMERICANO2Para tener una idea precisa de cómo se formulan las campañas mediáticas made in USA que pretenden satanizar a Cuba, solo hay que leerse la prensa internacional.Cuba y algunos países que tienen gobiernos no aceptables para Estados Unidos, por no someterse a sus órdenes, son acusados continuamente de todos los males habidos y por haber, siendo incluidos además en cuanta lista negra inventen los ideólogos yanquis.

Sin embargo, ellos y sus aliados más estrechos hacen y deshacen sin ser criticados o mencionados en algún documento o listado.

Israel es una muestra fehaciente; nunca aparece señalado en listas negras, a pesar de que asesina a miles de palestinos, ataca a otros países y le bombardea sus industrias principales, como hicieron con Irak en los años 80, cuando construían con el apoyo de Francia una planta de energía termonuclear y más tarde con Siria, destruyéndole también su planta generadora de similar energía.

Los asesinatos de civiles inocentes causados por los aviones no tripulados de Estados Unidos ni siquiera reciben el rechazo de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y demás organizaciones que vigilan cada acción en otros países para condenarlos con gran alharaca.

En días pasados, la representación de la agencia Española EFE en Washington, publicó un informe en el que reconoce que sólo el 2% de los latinoamericanos, (aproximadamente unos 11,4 millones de personas), tienen acceso a prensa libre, pero mostrando su malsana intención de reforzar la matriz de opinión que han creado contra Cuba, subrayaron que “Cuba, México, Venezuela, Ecuador y Honduras están considerados como los países donde definitivamente la prensa no puede trabajar con libertad”.

O sea, que Cuba con un poco más de 11 millones de habitantes es resaltada entre los casi 570 millones de latinoamericanos de forma deliberada, para mantener la imagen negativa fabricada solo por tener un sistema socialista que no acepta someterse a los yanquis y por tanto debe pagar un alto precio por su desafió, como escarmiento para aquellos que pudieran imitarla.

Calzon_montanerCuando se analiza la fuente original de la información se descubre quiénes están detrás de esa patraña y es precisamente la organización “no gubernamental” Freedom House, creada y sostenida gracias al dinero que le aporta el gobierno norteamericano, a la que pertenece el agente CIA Frank Calzón, orientado desde hace muchos años a desprestigiar a Cuba y envuelto en varios procesos por manejos turbios con el dinero que le asignan.

La directora del informe de Freedom House es Karin Karlekar, la cual intervino en un seminario celebrado en el Congreso estadounidense. Por tanto, no podía perder la oportunidad de envenenar a los participantes, en momentos en que existe una corriente a favor de modificar la política de Estados Unidos hacia la Isla.

En su insidiosa y premeditada locución, la señora Karlekar afirmó que “Cuba, continúa siendo el peor país en cuanto a libertad de prensa”, pero ocultó que en la isla no existe un solo periodista asesinado o desaparecido, como ocurre diariamente en otros países donde ser periodista en una de las profesiones más riesgosas.

Tampoco mencionó que dentro de la misión diplomática yanqui en La Habana se imparten cursos de “periodismo” a personas que tienen una posición en contra de la Revolución, y cobran un salario por transmitir informaciones falsas y tergiversadas sobre la realidad interna.

Karin Karlekar no dijo nada sobre la manipulación y presiones políticas que ejerce Estados Unidos sobre los medios de prensa de su país y de otros lugares del mundo y mucho menos señaló el reclutamiento que hizo y hacen la CIA y el FBI entre periodistas de los principales medios informativos, lo cual está probado y desclasificado en la conocida Operación Mockingbird.

Dicha Operación se creó en los primeros años de la década de los años 50 del siglo XX por Frank Wisner, de la Dirección de Planes de CIA.

La CIA reclutó a un numeroso grupo de reconocidos periodistas de importantes órganos de prensa de Estados Unidos, con el fin de difundir informaciones manipuladas para crear matrices de opinión favorables a los planes de esa Agencia, mediante la conformación de campañas de prensa.

Periodistas reclutados para ese trabajo de Guerra Sicológica, divulgaron noticias falsas y tergiversadas sobre la Revolución cubana desde 1959, con el propósito de lograr su aislamiento internacional.

Entre los profesionales contactados por la CIA estaban Henry Luce; Philip Grahan; Arthur Hays Sulzberger; Andrew Saint-George y Jules Dubois y entre los órganos de prensa se destacan: The Washington Post; The New York Times; CBS; The Chicago Tribune; The Washington Star y las revistas Time y Life, como los más significativos.

Esa Operación fue Philip Ageeapoyada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), creada en 1943 para defender los intereses mediáticos de Estados Unidos en América Latina.

Todas estas actividades fueron denunciadas por el ex oficial CIA Philip Agee.

Acciones similares desarrollan diariamente contra Cuba, Venezuela, Bolivia, Argentina, Ecuador, Rusia, Irán o China, solo porque la Casa Blanca no acepta que mantengan posiciones de soberanía e independencia.

A los que se someten y bajan la cabeza diciéndole a todo lo que dicta la Casa Blanca: “Yes Mister”, nunca son señalados ni criticados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s