Corrupción entre la mafia anticubana


Arthur González

Bob-menendezNo es el primero ni será el último caso de corrupción entre los integrantes de la mafia anticubana radicada en Estados Unidos, y ahora le tocó el turno al Senador demócrata Robert Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos.Es bien conocido que este Senador, de padres cubanos refugiados en Canadá antes de 1959 huyéndole al tirano Fulgencio Batista Zaldivar, ha estado envuelto en varios casos debido a acusaciones en su contra por violaciones de la ética, tráfico de influencia con algunos donantes de sus campañas políticas, favorecimiento a ciertos amigos y recaudaciones de dinero con orígenes dudosos.

En el año 2012, Bob Menéndez estuvo acusado por la prensa yanqui, producto de informaciones que lo vinculaban a la contratación de dos prostitutas menores de edad, en República Dominicana.

También se le relacionó con el oftalmólogo Salomón Melgen, multimillonario dominicano que reside en West Palm Beach, a partir ciertas “ayudas” que ejecutó el Senador a favor de los negocios de ese amigo, en círculos de influencia dominicanos y norteamericanos, así como el empleo del avión privado del referido médico para sus viajes a Dominicana, a donde iba a “relajarse” de su carga de trabajo.

Ante estas imputaciones el Senador intentó tirar una cortina de humo y responsabilizó a Cuba de haberle preparado esa campaña, tratando de desviar la atención de las investigaciones sobre él, algo que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) investigó, sin poderlo corroborar y la CIA no se pronunció a favor de esa hipótesis.

Menéndez no tenía pruebas para demostrarlo. Su intención era muy clara, utilizar los sentimientos anticubanos dentro del FBI y tratar de quitarse el golpe de encima.

A finales del 2012 el Senador se vio envuelto en otro escándalo relacionado con un ciudadano que hizo una pasantía en su oficina, descubriéndose que en realidad era un indocumentado registrado como ofensor sexual.

Para aumentar las acciones de Bob que lo colocan al borde de la ley, la prensa norteamericana divulgó otra imputación por haber escamoteado informaciones respecto a contribuciones financieras para sus campañas, las que ascendían a 98 mil dólares.

Esta cadena de hechos dio lugar a que el FBI y el propio Departamento de Justicia, abrieran una investigación sobre el Senador, al ser “mucha lluvia cayendo sobre suelo mojado”.

Como si le hubiesen puesto la tapa al pomo, el gobierno del Ecuador presentó un recurso de apelación ante la Corte del estado de Florida, para que se le de continuidad al proceso judicial sobre dos banqueros ecuatorianos que huyeron de ese país y se encuentran en Estados Unidos, apelación que fue aceptada recientemente.

Dichos banqueros son los hermanos Roberto y William Isaías, quienes tienen una causa pendiente por una deuda ascendente a 200 millones de dólares por daños, tras la declaración de quiebra del banco Filibanco, propiedad de ambos, siendo reclamados por la justicia ecuatoriana.

Estos banqueros mantienen relaciones con el Senador Bob Menéndez y huyeron a Miami en el 2001 tras la quiebra. La Corte Nacional de Justicia de Ecuador los condenó a ocho años de prisión, tras un juicio de 13 años en ausencia, en el que fueron acusados de peculado.

En el 2003, Ecuador ordenó el arresto de los banqueros, quienes ya residían en Miami.

Al cerrar Filibanco las autoridades concluyeron que los hermanos habían drenado fondos del banco de manera fraudulenta, por un valor de 661,5 millones.

La propia prensa norteamericana asegura que el Senador Bob Menéndez presionó a la Casa Blanca para que les permitiera a los hermanos Isaías quedarse en Estados Unidos de forma permanente, e incluso se dice que hizo llamadas a los departamentos de Estado y Seguridad Nacional en favor de los hermanos, todo lo cual está investigándose por las autoridades competentes.

Para introducir más elementos a este caldo, los registros federales electorales demuestran que familiares de los hermanos Isaías donaron más de diez mil dólares para la campaña del Senador en 2012 y no menos de cien mil al Partido Demócrata ese mismo año.

En otro arranque de desespero por encontrar una fisura política que le permita distorsionar la investigación sobre su persona, el Senador volvió a esgrimir el gastado truco de acusar a la izquierda de ser responsable de sus problemas, al plantear que la familia Isaías, era perseguida políticamente por el gobierno del presidente Rafael Correa, pero los antecedentes no lo ayudan.

En el año 2005, la embajada norteamericana en Quito le solicitó al Departamento de Estado que expulsara a los hermanos Isaías del territorio yanqui, al existir suficientes pruebas legales por hechos de corrupción, lo que dañaba la imagen de Estados Unidos.

Por supuesto sus compinches de la mafia anticubana y batistiana de Miami lo están respaldando con declaraciones ante los medios de prensa, entre ellos los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Joe García.

Los pronósticos para el Senador Menéndez son bien feos, existen demasiadas evidencias de que está sucio hasta el cuello, y quizás se vea obligado a tomar el mismo camino del excongresista Lincoln Díaz Balart, cuando se enfrentó a escándalos por problemas con Medicare.

Esos son los políticos que aspiran a gobernar en Cuba si algún día logran derrumbar a la Revolución.

Ante eso solo resta exclamar: ¡Sola vaya!

9 pensamientos en “Corrupción entre la mafia anticubana

  1. Pingback: Final de una muerte anunciada | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: Final de una muerte anunciada |

  3. Pingback: Final de una muerte anunciada (#Cuba #USA #Miami) | Cuba por Siempre

  4. Pingback: Final de una muerte anunciada | Cayo Hueso

  5. Pingback: El descalabro de la política anticubana | El Heraldo Cubano

  6. Pingback: El descalabro de la política anticubana | Cayo Hueso

  7. Pingback: El descalabro de la política anticubana |

  8. Pingback: El descalabro de la política anticubana |

  9. Pingback: El descalabro de la política anticubana (#Cuba #EEUU #España) | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s