Al fin reconocen la derrota


Arthur González

aero_martiDespués de gastar inútilmente miles de millones de dólares en su guerra sicológica contra Cuba, el gobierno de Estados Unidos tomó la decisión de cancelar los vuelos de Aero Martí, diseñados para emitir las señales de radio y televisión hacia la isla desde el año 2006. A pesar de que los profesionales y técnicos cubanos lograron interferir las trasmisiones desde su inicio, Estados Unidos mantiene un gran aparato de camarógrafos, sonidistas, periodistas, locutores, ingenieros y personal de servicio, que consumen los millones de dólares que anualmente asigna la Casa Blanca para una Radio y Televisión invisible, pero que ha beneficiado a más de uno de los integrantes de la mafia anticubana radicada en Miami.

Nadie se explica como el Congreso estadounidense aprobó un presupuesto para sostener algo inservible, ocultándole a su pueblo como dilapidan los millones, mientras crece la pobreza entre sus ciudadanos.

Para tener una idea más clara del tema, solo basta decir que desde octubre de 2006 hasta 30 de septiembre del 2013, ese programa le costó al Gobierno la increíble cifra de 35,67 millones de dólares, en programas televisivos y radiales que nunca fueron vistos o escuchados por el pueblo cubano, lo que resulta un defalco al erario público estadounidense.

El costo anual por mantener en un hangar de Miami al avión destinado para las transmisiones invisibles en Cuba es de 80 mil dólares, lo que resulta una falta de respeto a los norteamericanos que han perdido sus empleos, debido a los recortes presupuestarios impuestos por el propio Congreso.

En ese gasto innecesario tiene máxima responsabilidad los funcionarios de la Oficina de Emisiones a Cuba de la Broadcasting Board of Governors (BBG), división del Departamento de Estado encargada de las emisiones financiadas con fondos públicos por todo el mundo, quienes desde el principio estaban concientes de que Cuba había logrado bloquear las señales de Aero Martí, al igual que hace desde 1985 con radio Martí.

La actividad que ejecutaba Aero Martí, es una violación total de lo regulado internacionalmente, ya que el avión se acercaba a los límites del espacio aéreo cubano para difundir los programas de radio y televisión con mensajes subversivos, que además estimulaban las salidas ilegales, la realización de provocaciones callejeras y tergiversaban la realidad cubana, algo que jamás hubiesen permitido las autoridades norteamericanas hacia su población.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s