Preocupado el Alto Comisionado de la ONU por Venezuela


Arthur González

Naciones Unidas-VenezuelaMuy preocupado está el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos por la situación interna en Venezuela, pero no por el incendio a tres universidades, el ataque al edificio de la Fiscalía ni los desórdenes callejeros provocados por la oposición, sino por las supuestas “violaciones” de los derechos fundamentales en las recientes marchas de protestas en Venezuela, y la “vulneración” de los principios mínimos de justicia.Al parecer los hechos cometidos por la oposición venezolana orientada desde la embajada yanqui, no son violAGRESIONES DE OPOSITORESaciones a las leyes del país, algo que descalifica una vez más la labor del Alto Comisionado, al alinearse a los intereses oligárquicos que defiende Estados Unidos en su lucha ideológica contra la revolución chavista.

Esa misma actitud la conoció Cuba años atrás y tampoco fueron de interés de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU. Ejemplo tácito de eso fue cuando en marzo de 1962, el Presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor, el General Lyman L. Lemnitzer, firmó un memorando dirigido al Secretario de Defensa, remitiéndole la propuesta de un “Programa para justificar la intervención militar de Estados Unidos en Cuba”.

Dicho Programa es una muestra del terrorismo de Estado desplegado por EE.UU. contra aquellos países que tienen gobiernos considerados “no aceptables”, por no subordinarse a sus intereses políticos y económicos.

Las nueve tareas contempladas reflejan hasta donde son capaces de llegar los altos funcionarios yanquis para lograr sus objetivos estratégicos.

Las 9 acciones son:

1.- Realizar movimientos militares justificando que correspondan a ejercicios que por magnitud y cercanía a las costas cubanas pudieran provocar una reacción por parte de Cuba. Se utilizará la provocación más la realización de acciones para tratar de convencer a los cubanos de que la invasión es inminente, con el fin de provocar una respuesta de Cuba en el plano militar, que de realizarse, nos permitiría cambiar del ejercicio militar a la invasión.

2.- Organizar una serie de incidentes relacionados con la Base Naval en Guantánamo de forma tal que de la apariencia de haber sido realizados por fuerzas cubanas. Algunas de ellas son:

  1. Uniformar cubanos amigos de Estados Unidos para que brinquen la cerca simulando un ataque.
  2. Volar algún depósito de municiones dentro de la Base. Provocar incendios.
  3. Incendiar un avión en el aeropuerto de la Base como si fuera un sabotaje.
  4. Disparar algunas granadas de mortero desde el territorio cubano hacia la Base para dañar algunas instalaciones de esta.
  5. Sabotear un barco norteamericano en el puerto, provocar un incendio de grandes proporciones.
  6. Hundir un barco cerca de la entrada del puerto. Realizar el funeral de las supuestas víctimas.

 3.- Organizar una operación similar a la del acorazado “Maine”. Para esto pudiera volarse un barco norteamericano en la Bahía de Guantánamo y acusar a Cuba de la acción.

También pudiera volarse un barco en aguas cubanas, quizás cerca de La Habana o Santiago, planteando que fue hundido por la marina y fuerza aérea cubanas. Estados Unidos podría iniciar el rescate de las víctimas y posteriormente dar un listado de los muertos para provocar la indignación y mostrar la irresponsabilidad y peligrosidad de Cuba.

4.- Sería adecuado iniciar una campaña terrorista en Miami, otras ciudades de la Florida y hasta en Washington, como si fuera desarrollada por el gobierno de Cuba. La campaña terrorista debe ir dirigida hacia los exilados que viajan a Estados Unidos.

– Pudiéramos hundir un barco cargado de cubanos en su ruta a la Florida; pudiera ser un hundimiento real o simulado.

– Pudiéramos promover atentados contra la vida de algunos de esos refugiados en Estados Unidos, llegando inclusive a herirlos para lograr una mayor publicidad.

– Algunas bombas de explosivo plástico pudieran hacerse explotar en lugares cuidadosamente seleccionados, unido esto a la detención de algún agente cubano y la ocupación de documentos donde se implique a Cuba en estas acciones terroristas sería muy útil para proyectar la imagen de un gobierno irresponsable.

5.-Simular un tipo de injerencia en los asuntos internos de otra nación caribeña, “procedente y apoyada por Cuba”. Conocemos que Castro está apoyando actividades clandestinas subversivas contra Haití, República Dominicana, Guatemala y Nicaragua, esos esfuerzos pudieran magnificarse y adicionarles otros para crear la imagen de irresponsabilidad y peligro deseada.

6.- La utilización de aviones del tipo MIG, piloteados por personal norteamericano en actividades de acoso a otras aeronaves, ataque a naves de superficie o el derribo de aviones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos pudieran ser acciones útiles. Un aparato F-86 debidamente modificado y pintado pudiera tomarse como un MIG cubano por los pasajeros de un avión comercial, sobre todo si el piloto lo anuncia como tal.

7.- Intentos de secuestro de naves aéreas y de superficie se divulgarían como acciones apoyadas por el gobierno de Cuba. Paralelamente se alentaría la deserción del personal de naves cubanas aéreas y de superficie.

8.- Es posible organizar una acción para crear un incidente mediante el cual pudiéramos demostrar convincentemente que aviones “cubanos” derribaron un aparato civil en un vuelo charter procedente de Estados Unidos con destino a un país del Caribe, el país se seleccionaría de forma tal que el plan de vuelo tuviera que incluir el atravesar Cuba, los pasajeros serían un grupo de estudiantes universitarios de vacaciones o cualquier otro tipo de grupo que pueda tener un interés similar.

9.- Es posible crear una situación para que aviones “MIG comunistas cubanos” destruyan un aparato de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que pacíficamente volaba en el espacio sobre aguas internacionales. Para completar la acción un submarino diseminará partes de un avión F-110, un paracaídas y otros elementos aproximadamente a 15 ó 20 millas de las costas cubanas.

¿No son estas violaciones de los derechos humanos?

Cada cual puede llegar a sus propias conclusiones.

3 pensamientos en “Preocupado el Alto Comisionado de la ONU por Venezuela

  1. Pingback: L’Alto Commissario ONU preoccupato per il Venezuela (sic!) | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: Nada novedoso en los planes de Kissinger |

  3. Pingback: Estados Unidos exportador de la subversión |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s