Nueva fórmula para invadir a Irak y a Siria


Arthur González

Bachar Al AsadEstados Unidos no ha podido expulsar al presidente sirio Bachar Al Asad, a pesar de los millones de dólares empleados en conformar una oposición interna, armar y financiar un ejército mercenario, con el apoyo incondicional de sus aliados en la OTAN. ¿La razón? El apoyo mayoritario brindado por el pueblo al presidente, demostrado fehacientemente en las pasadas elecciones.

Ante esa realidad le echaron mano a una fórmula para invadir nuevamente a Irak y de ahí seguir hacia Siria, con el empleo de una vieja estrategia, “la guerra religiosa”, pero sumamente peligrosa en una zona que acumula años de pugnas internas, desde el punto de vista económico, político, como los problemas de la fe entre sus ciudadanos, pudiéndoles salir el tiro por la culata.

Por eso no parece casual el auge que en pocas semanas ha tomado el denominado “Estado islámico en Irak y el Levante”, el armamento que posee, el transporte, sus uniformes y el respaldo financiero para el pago de sus soldados; de algún bolsillo bien provisto salió, y todo apunta al Pentágono, la Casa Blanca y las Agencias de Inteligencia de Estados Unidos, quienes serán los principales beneficiarios del probable nuevo estado islámico que pretende destruir las bases políticas en Siria, mantener el dominio de Irak y sustraer la preponderancia de los chiítas, especialmente entre los persas.

La propia actitud del presidente Barack Obama lo delata, al restarle públicamente importancia a la amenaza expresada por los militantes islamitas de tomar Bagdad, con el objetivo de apropiarse del poder político de ese país, crear un “califato” y de las mil 922 muertes que causaron en el pasado mes de junio, la cifra de víctimas fatales más altas desde mayo del año 2007.

Nadie puede dudar que si el hecho no fuese provechoso para Estados Unidos la respuesta sería otra y no solo la contemplación del avance de esas tropas, que por además se auto titulan como una fracción de la perseguida y satanizada Al Qaeda, organización terrorista creada por los propios norteamericanos en los años 80 para combatir las tropas soviéticas que invadieron Afganistán en 1979 y acusada años después por ellos mismos de ser responsable de la destrucción de las Torres Gemelas y por la cual los norteamericanos fueron a la guerra en Afganistán.

Las palabras de Ryan Crocker, ex embajador estadounidense en Irak, refuerzan esta hipótesis, cuando aseguró que “el Ejército del Estado islámico en Irak y el Levante, vendrá por nuestro camino con 2 mil combatientes poseedores de pasaportes occidentales”.

Otro aspecto que denota la tranquilidad de Washington, es el empleo de los aviones no tripulados y sin armas, solamente con la misión de proteger su embajada en Bagdad y no para atacar a los invasores, algo que está en contraposición con la línea de conducta mantenida hasta la fecha por los yanquis.

En esa misma cuerda, la Casa Blanca le notificó al Congreso el envío de 200 soldados más para reforzar la seguridad de la embajada de Estados Unidos en Irak, pero no para detener el avance de los invasores, hecho muy sospechoso al peligrar el gobierno impuesto por ellos mismos, presidido por el primer ministro Nuri Al Maliki.

Por último, llama la atención la solicitud de Obama al Congreso para que le autoricen un nuevo presupuesto, nada menos que de 500 millones de usd, con el propósito de “entrenar y equipar” a la oposición mercenaria en Siria, la que calificó de “moderada”, a pesar de la destrucción de ciudades enteras y la alta cifra de muertos que han dejado sus ataques.

Al observar la conducta pasiva de Estados Unidos ante la nueva ocupación de Irak, el no haber escuchado la alerta de la inteligencia kurda y ahora la petición de cientos de millones para el ejército mercenario que pretende eliminar al gobierno sirio, no queda otra alternativa que reafirmar la presunción de que los norteamericanos son los verdaderos padres del engendro denominado “Estado islámico en Irak y el Levante”.

Vivir para ver.

Un pensamiento en “Nueva fórmula para invadir a Irak y a Siria

  1. Pingback: Obama, el único inteligente   |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s