La choza de Chicha


Arthur González

Tony ÁvilaEl trovador cubano Tony Ávila, estuvo recientemente de visita en Estados Unidos. Natural de la ciudad de Cárdenas en la provincia de Matanzas, es considerado un cronista musical del acontecer nacional. Uno de sus grandes éxitos es la canción sobre “La Choza de Chicha y Chacho”, en la cual juega con un elegante doble sentido respecto a la limpieza que le da Chicha a su Choza.

Para sorpresa de los que residen en Miami y en Cuba, unas asalariadas del Gobierno norteamericano, acusaron al trovador de haber participado en “actos violentos” contra las provocaciones callejeras que protagoniza la contrarrevolución en la isla, maniobra politiquera para afectar las presentaciones de Tony y obligarlo a hacer declaraciones contra Cuba.

Por supuesto, la acusación fue respaldada de inmediato por los medios al servicio de la mafia anticubana de Miami, entre ellos el libelo Diario de Cuba, con el propósito de malograr la actuación del artista.

En respuesta a esa falsa acusación Tony expresó que se han levantado calumnias en su contra y que es un hombre sensible y de pensamiento que respeta la manera de pensar de los demás.

Verdaderamente es una lástima que no pueda demandar ante la Corte Federal a las que lo acusaron falsamente, pero la moraleja del caso es la baja catadura de las llamadas Damas de Blanco que se prestaron para tal acción.

No puede dudarse que el ataque contra ese trovador tenga matices de racismo, ya que se conoce la fuerte discriminación que sufren los negros en Miami y en su caso pudiera ser doblemente marginado, primero por el color negro intenso de su piel y en segundo lugar por mantener una posición política acorde a los principios de la inmensa mayoría de los cubanos de la Isla, algo que la contrarrevolución no perdona.

Seguramente ese mal rato no enturbiará la alegría y picaresca del trovador, quien seguirá cantando que “Chicha tiene su choza limpia y siempre la tiene hermosa”, algo que seguramente no hacen a menudo ni tienen las llamadas Damas de Blanco, al pasarse el día caminando por avenidas y calles bajo el fuerte sol del Caribe, en cumplimiento de las orientaciones que reciben desde Miami.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s