Dilma Rousseff acosada por la derecha pro yanqui


Arthur González

Dilma RuseffetEs palpable el interés de la derecha brasileña y por supuesto del Gobierno norteamericano, de que el Partido de los Trabajadores de Brasil no continúe en el poder, los hechos acontecidos en ese país así lo demuestran. No es casual que a las puertas del mundial de fútbol ocurrieran tantas huelgas y protestas callejeras; es la misma receta aplicada en otros países, “los golpes suaves” para ejecutar acciones de la “Lucha no violenta estratégica” desarrollados por el norteamericano Gene Sharp, del Albert Einstein Institute.

En el diseño de esa estratégica se emplean varios pilares de apoyo, entre ellos: la policía, los militares, empleados públicos, medios de comunicación, la comunidad empresarial, los jóvenes, los trabajadores, las organizaciones religiosas y las Organizaciones No Gubernamentales.

Entre las categorías de acciones para la “Lucha no violenta” contemplan entre otras, las protestas, lo mismo que ha estado sucediendo en el coloso suramericano desde hace varios meses.

Todo apunta a que el plan aprobado en Washington persigue el objetivo de que Dilma no sea reelegida en las próximas elecciones del mes de octubre.

El éxito de la cita futbolística tiene un peso muy fuerte para el actual gobierno brasileño, por eso todo estaba dirigido a deteriorar su imagen, entre ellas la demora en la culminación de las obras constructivas, incluidas las del metro, situación que afectaría también las nuevas instalaciones para los juegos olímpicos del 2016.

Después de que el gobierno logró el control de la situación interna, no ha quedado otro argumento que denunciar las supuestas “violaciones de los derechos humanos”, tomando la voz cantante la desprestigiada ONG pro derechos humanos, Amnistía Internacional, (AI).

Recientemente el mundo vio estupefacto por la TV, la salvaje represión de la policía española contra pacíficos manifestantes en la Puerta del Sol, la inmensa mayoría jóvenes estudiantes y trabajadores, pero al parecer la ONG Amnistía Internacional no entiende el idioma español o confundió la brutal represión policial con la fiesta taurina de San Fermín, pues no le reclamó ni una sola explicación a Mariano Rajoy por esos hechos y mucho menos por la promulgación de la Ley “Mordaza” que impide las protestas populares.

Qué “casualidad” que se organizara una manifestación pacífica en San Paulo, coincidente con el partido inaugural de la Copa Mundial de Fútbol 2014, donde estuviera presente la corresponsal de la cadena de televisión estadounidense CNN.

Para ella si hay reclamos, sin embargo para los cientos de periodistas asesinados anualmente en América Latina no hay “tarjetas amarillas” sacadas.

¿Cuál es la razón para que a España no se le exija la investigación inmediata del uso excesivo de la fuerza contra pacíficos manifestantes, poner a los responsables a disposición de la justicia y que asegure que no repetirán las muy frecuentes represiones?

Muy simple, Rajoy representa a la derecha podrida y desprestigiada pero servil al imperio yanqui. El reciente envío de aviones de guerra a la zona ucraniana es un ejemplo vivo.

Para dar más fuerza a este pronóstico están las declaraciones del ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, quien acaba de enviarle una carta a la ultra derechista venezolana María Corina Machado, manifestándole su apoyo ante “el clima de creciente persecución política que golpea la “oposición democrática” en Venezuela”.

Así actúan los que defienden los intereses norteamericanos. O sea, Henrique Cardoso ofrece todo su apoyo a los “demócratas” que han incendiado tres centros universitarios, una guardaría infantil, el edificio del ministerio de justicia, asesinando a personas inocentes, acaparan productos alimenticios de primera necesidad, suben los precios y ejecutaron un golpe de estado contra el presidente constitucional de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías.

Ya se presume como será la próxima contienda electoral en Brasil y mientras los yanquis preparan el terreno para su guerra no convencional.

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), principal oponente del Partido de los Trabajadores de la presidenta Dilma Rousseff, proclamó al senador Aecio Nneves como su candidato a las presidenciales de octubre y no por casualidad como el futuro “representante” de los que hoy protestan en las calles brasileñas.

La bola está cantada, ya ni se cuidan de ocultarse tras una falsa piel de oveja. La prepotencia que les brinda el respaldo de la Casa Blanca y de la CIA, los hace sentirse con fuerza para salir a la luz pública con su verdadero ropaje de lobos.

La derecha como nunca antes acoge el principio de la llamada “Conversión”, diseñada por el Albert Einstein Institute, como “el mecanismo principal para la expansión y el fortalecimiento de las fuerzas pro-democráticas, de conjunto con la propaganda mediática”, para contrastar los avances de la sociedad brasileña bajo la presidencia del Partido de los Trabajadores.

Un pensamiento en “Dilma Rousseff acosada por la derecha pro yanqui

  1. Pingback: Dilma Rousseff perseguitata dalla destra pro yankee | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s