La sapiencia de la iglesia católica


Arthur González

-santa-inquisicion No por gusto el catolicismo subsiste desde hace 2 mil 14 años, a pesar de los múltiples errores cometidos. La santa inquisición es una muestra palpable y la conquista de América otra. Mucha sangre inocente se derramó en nombre de la iglesia y cientos de avances científicos maldecidos, pero la sabiduría de los que la integran ha logrado que la sagrada institución salga airosa de tantas tempestades.

Después del triunfo de la Revolución cubana el 1ro de enero de 1959, la CIA presionó para que la jerarquía de iglesia católica asumiera posiciones contra la corriente ideológica izquierdista que se avizoraba, aspecto recogido en documento desclasificado del Departamento de Estado de Estados Unidos, volumen VI, Cuba, 1958-1959, páginas 458-466, donde se expone un Despacho de la embajada en Cuba al Departamento de Estado del 14 de abril de 1959, titulado“Crecimiento del comunismo en Cuba”, suscrito además por el entonces jefe de la Estación de la CIA en La Habana.

El acápite número 8 expresa:

Actitud de la Iglesia. “La iglesia católica ha tomado un interés activo en resistir la ampliación del comunismo, pero excepto en lo que concierne a la JOC, Juventud Obrera Católica, no ha estado particularmente efectiva. Esto es debido principalmente a la dificultad de separar las actividades comunistas de las que son genuinamente revolucionarias y la indisposición de importantes elementos en la iglesia, para retar el programa revolucionario. Un programa de la iglesia de instrucción religiosa en varios campamentos del ejército fue terminado recientemente por orden de Raúl Castro.”

 El documento hace un conjunto de recomendaciones, entre ellas la de “Fortalecer a los elementos anticomunistas existentes en sus esfuerzos contra el comunismo, enuno de los cuales se señala como actor a la iglesia.

 En diciembre del propio 1959, la jerarquía de la iglesia católica cubana organizó su primer Congreso Católico, con consignas tales como “Cuba sí comunismo no”, clausurado con una misa gigante en la actual Plaza de la Revolución, evento jamás organizado en la isla desde que la religión católica llegó a la isla junto a Cristóbal Colón, en octubre de 1492.

 La jerarquía de la iglesia en Cuba acaba de tomar una tajante decisión con los editores de la revista Espacio Laical, evidentemente para evitar fricciones políticas con el Gobierno, en momentos en que trabajan con el Grupo de Estudios Cubanos radicado de Miami, en un proyecto titulado “Cubaemprende”, para la preparación de jóvenes como futuros empresarios, con el sueño de que sean los que lleven al país hacia el capitalismo.

 Roberto Veiga y Lenier González Mederos, editores de la revista católica de la Arquidiócesis de La Habana, declararon que su dimisión Roberto y Lenierfue producto “de la polémica que generó en determinados sectores de la comunidad eclesial, el perfil socio-político de la publicación. Esta problemática ha sido causa de tensiones que se han proyectado sobre la figura del Cardenal-Arzobispo y sobre nuestras personas”.

 Es indudable que los temas abordados se iban del ámbito religioso y de la fe, para caer en los políticos con cuestionamientos de las medidas que adopta el Estado para resolver los asuntos del país, donde prevalecían las proyecciones ideológicas de los editores, al asumir propuestas hasta del cambio de la ley fundamental de la República.

 En muchos de los artículos se podía ver el esfuerzo por fortalecer lo que ahora los norteamericanos quieren llamar “sociedad civil”, en aquellos países que tienen gobiernos no aceptables para ellos, cuando en realidad se trata de los grupos de derecha opuestos a toda medida revolucionaria o de izquierda.

 Está bien definido el papel que Estados Unidos le tiene asignado a la iglesia, de ahí que en el Acta para la Comisión de una Cuba libre, conocido popularmente como Plan Bush de mayo 2004, se afirma:

 “Las organizaciones religiosas pueden jugar un papel indispensable en la transición hacia una Cuba Libre”.

 “…La importancia especial de las instituciones religiosas en la transición es debido al hecho de que ellas son una de las pocas organizaciones no gubernamentales intactas en la Isla, que tienen la confianza del pueblo y los medios para organizar una red social de comunicaciones y canales de distribución en todos los niveles de la sociedad”.

“La política de los Estados Unidos será apoyar la participación de todos los grupos religiosos genuinamente no políticos, tanto en la transición como en el desarrollo de una Cuba libre.”

 “Dado que oficialmente no podrán ser utilizados fondos del Gobierno de Estados Unidos, estas organizaciones de base pueden ser una fuerza estabilizadora durante los momentos de la transición y una importante fuerza a largo plazo en el desarrollo de la sociedad civil para protegerla de un retroceso al totalitarismo”.

 Esto es una prueba de los planes que debe y está ejecutando la iglesia en Cuba, especialmente con la juventud para lograr esa deseada transición, palabra que encierra el eufemismo del derrocamiento del sistema socialista.

 Gustavo Andujar, es el nuevo director de Espacio Laical y en una misiva sobre el asunto se puede leer entre líneas que cuando están en juego los intereses estratégicos de la iglesia, nada ni nadie puede entorpecerlos.

 Por eso afirmó sin corta pisas: “Siempre es duro decirlo, pero nadie es imprescindible”.

 

Un pensamiento en “La sapiencia de la iglesia católica

  1. Pingback: Blasfeman los incultos |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s