Continúa la campaña mediática


Arthur González

ÁGUILA EUDesde hace varios días se percibe el incremento de la campaña mediática contra Cuba, para distorsionar su realidad interna y conformar una matriz de opinión negativa que opaque las acciones de Washington en su criminal Guerra Económica, tan rechazada por todos los países en las Naciones Unidas.Los mismos salariados históricos de Estados Unidos son los que reciben las órdenes de cómo actuar y decir, ante ciertos medios de prensa creados y financiados por la CIA.

Vergüenza debería causar en los círculos de poder norteamericanos, pues a pesar de los miles de millones empleados en derrocar el proceso revolucionario cubano, no han podido lograr sus propósitos, ni siquiera organizar una oposición real que sea escuchada y apoyada por el pueblo.

Para cualquier persona que tenga un coeficiente de inteligencia promedio, la realidad cubana contradice la propaganda financiada por Estados Unidos.

Si el gobierno revolucionario cubano fuera tan criminal como lo pinta Washington ¿por qué aún posee un apoyo mayoritario de la población?, algo indica que la propaganda norteamericana no es real.

En los últimos días se empeñan en saturar los medios de prensa con inventos de una “represión” que solo existe en Internet, mediante declaraciones inconsistente de viejos personajes carentes de seguidores.

Martha Beatriz Roque, la que engañó hasta los diplomáticos norteamericanos acreditados en La Habana, con su humorística “Huelga del Aguacate”, Elizardo Sánchez, conocido con el sobrenombre de El Camaján”, por sus cambios de bando, la inculta y grosera Berta Soler con su tribu de rollizas Damas de Blanco, Guillermo Fariñas, alias El Coco, debido a su alopecia generalizada en todo el cuerpo y ahora Jorge Luís García Pérez, conocido por el sobrenombre de Antúnez.

Para darle más dramatismo al tema, el sitio Diario de Cuba creado por los norteamericanos como soporte para sus cruzadas anticubanas, expuso una serie de hechos que más promueven a risa por su cercanía con guiones de filmes fantásticos hollywoodenses, que ha reflexiones sensatas.

Como si los lectores fueran ignorantes y escasos de inteligencia, el asalariado Antunez relata acciones de ciencia ficción, tales como que “le inyectaron una sustancia, supuestamente para que se recuperara”.

¿Habrá visto muchos cortometrajes sobre los últimos días de Michael Jackson durante su estancia en Estados Unidos?

En su más reciente relato, afirma que sufrió “golpizas y tratos crueles” por parte de oficiales de la Seguridad del Estado, intentaron “estrangularlo” y que “perdió el conocimiento” varias veces.

Al parecer la policía de Cuba equivocó el lugar de detenciones y lo introdujo en el laboratorio del científico suizo el Dr. Frankenstein, quien debió realizar varios “experimentos” con el robusto moreno, para observar cuanto tiempo podría resistir en esas condiciones; algo parecido a lo ejecutado por los conquistadores españoles, cuando desde África introdujeron en las Antillas a los ancestros de Antunez, para cortar la caña de azúcar a golpe de machete.

En la misma línea de trabajo, El Nuevo Herald de Miami se sumó a los diarios pagados para esa cruzada propagandista, añadiéndole más dramatismo al tema, al final el papel aguanta todo lo que le ponen.

El periodista Juan Tamayo hace un relato sacado quizás de las experiencias del gobierno del dictador Fulgencio Batista y afirma que el asalariado de Miami fue “sacado” de su cama junto a su mujer, sin la oportunidad de ponerse una camisa o ropa decente, y ni siquiera peinarse.

Cierto es que primero se descubre a un mentiroso que a un cojo, pues Antunez tiene la cabeza afeitada y por tanto no tiene que cosa peinarse; la esposa casi nunca se peina al lucir su pelo africano tal cual es.

Es conocido del carácter provocador de esta pareja que recibe dólares desde Miami, de acuerdo al número de acciones ejecutadas en la vía pública, al menos es lo que se comenta a toda voz en Miami; de ahí que el traslado hacia la Estación de policía sea por pocas horas, hasta que se le toma declaración a él y a los testigos, retornando de inmediato a su vivienda.

La grosera Berta Soler dijo que ella y su esposo, estuvieron detenidos 15 horas en una Estación de policía y fue mantenida en una oficina, obligada a estar sentada en sillas incómodas. O sea que no entró ni en un calabozo; vaya forma de proceder con una enemiga irreconciliable al servicio de una potencia extranjera.

Ella y sus demás compinches deberían pasar un cursillo de cómo trata la policía de Estados Unidos a los que protestan pacíficamente, para que comparen el trato que reciben.

Es evidente la manipulación de la prensa, pero como un bumerán las noticias se vuelven en su contra, debido a que todo el que reside fuera de Cuba conoce perfectamente el manejo que ofrece la policía contra aquellos que intentan reclamar pacíficamente el derecho al trabajo, la educación, salud y a tener un lugar donde vivir.

La propaganda contra Cuba tienen que actualizarla, no pueden seguir con la misma copla de hace 55 años.

Los que le solicitan cambios al Gobierno de la isla deben empezar por predicar con el ejemplo, se han quedado parados en el tiempo y la historia les está pasando la factura.

 

Un pensamiento en “Continúa la campaña mediática

  1. Pingback: Continua la campagna mediatica | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s