El veneno de una manzana


Arthur González

Phone-YoaniTodo hace indicar que Yoani Sánchez Cordero, bloguera construida a la carrera por la CIA, en sus visitas de entrenamiento a los Estados Unidos se comió la mitad de la manzana envenenada.  Esta apreciación se basa en un artículo de su autoría replicado por el sitio oficialista “Martí Noticias”, en el cual ella ofrece “Cinco aplicaciones para iPhone, imprescindibles en Cuba”.Es uno de sus acostumbrados desvaríos se pregunta ¿dónde estará la primera tienda Apple de La Habana?, como si desconociera que es precisamente la política impuesta por los gobernantes estadounidenses, la que impide que el pueblo de Cuba pueda adquirir esa tecnología.

Yoani propone darle clases a los que no tienen las facilidades que a ella le creó la CIA, amén del permanente abastecimiento tecnológico que recibe para poder cumplir con las instrucciones emanadas de sus contactos con diplomáticos acreditados en La Habana.

Mostrándose como la maestra en temas informáticos, la bloguera oficialista de Washington describe una lista con las cinco herramientas imprescindibles, según ella, para saltar la “censura” y solucionar problemas cotidianos. Sin embargo omite con mala intensión quién es realmente el que censura y prohíbe el acceso a las nuevas tecnologías.

Las herramientas sugeridas son: OffMaps2,Minipedia, Messy SMS, WordLens y PhotoStudio.

Afirma que: el gusto por los iPhones ha potenciado la existencia de un mercado de aplicaciones para estos teléfonos inteligentes y los técnicos en estos menesteres son muy jóvenes”, pero ni siquiera reconoce que tal situación pasa en Cuba gracias al nivel escolar que tiene el pueblo, debido al sistema socialista, pues en otros países latinoamericanos o del tercer mundo el círculo de técnicos e informáticos está concentrado en personas con alto nivel de vida, que pueden pagar la matrícula para asistir a la universidad.

En su patria, se aprende sin costo alguno gracias al sistema que ataca y condena, pero que le permitió ascender la escalinata de la universidad, siendo hija de un matrimonio muy humilde y con escasa preparación.

Yoani, una vez más demuestra su ignorancia política, al desconocer el contenido de las leyes, entre ellas la llamada Ley Helms-Burton o Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubanas (Ley libertad 1996), que aprieta aun más el nudo sobre el cuello de Cuba.

En vez de escribir tantas falsedades, debería conocer la madeja de legislaciones norteamericanas promulgadas para matar por hambre y enfermedades a millones de cubanos, sin distinción de edad, estrato social y posición política.

El 6 de abril de 1960, el Subsecretario de Estado para Asuntos Iberoamericanos de los EE.UU. Lester D. Mallory, redactó un memorando en el que afirmaba:

“No existe una oposición política efectiva en Cuba; por tanto, el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución es a través del desencanto y el desaliento basado en la insatisfacción y las dificultades económicas. Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

De estudiarse la LeyHelms-Burton, pudiera conocer lo aprobado en su Sección 101- 2, la cual expresa que:

El Presidente de Estados Unidos debe promover y dar instrucciones al Representante Permanente de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas para que proponga y procure en el Consejo de Seguridad, un embargo internacional obligatorio contra el gobierno totalitario de Cuba de conformidad con el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas…”

 Sección. 102- 1.  Restricciones por otros países. Por la presente Ley el Congreso reafirma el inciso a) de la sección 1704 de la Ley para la Democracia Cubana, de 1992, en que se estipula que: el Presidente debe estimular a otros países a que restrinjan las relaciones comerciales y crediticias con Cuba de forma consecuente con los propósitos de esta Ley.

2) Sanciones a otros países. El Congreso insta además al Presidente a que adopte medidas inmediatas a fin de aplicar las sanciones que se describen en el párrafo 1) del inciso b) de la sección 1704 de dicha Ley contra los países que ayuden a Cuba.

Si esto no le bastara, pudiera ir un poco más atrás en el tiempo, cuando el presidente JFK le aprobó a la CIA en 1962, un Programa de Acción Encubierta, el que establece:

“La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, con operaciones psicológicas que acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen.”

Espero que a Yoani le sirvan estos trocitos de la parte no envenenada de la manzana, para queaprenda la lección de que las limitaciones y restricciones de la vida del pueblo cubano, la marcan las acciones ideadas por la Casa Blanca.

Mientras tanto, si quiere tener libre acceso a Appel, no le quedará otro remedio que seguir visitando a sus patrocinadores en los Estados Unidos.

Un pensamiento en “El veneno de una manzana

  1. Pingback: El veneno de una manzana | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s