El terrorismo contra Cuba


Arthur González

CIA-agencia-central-de-inteligencia-eeuu2El Gobierno de Estados Unidos en 1992 incluyó a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, con el objetivo de hacerle creer al mundo tamaña mentira y justificar sus medidas de Guerra Económica para intentar matar por hambre y enfermedades al pueblo cubano, como castigo por no someterse los dictados de sus políticas imperialistas. Antonio Veciana 2Para conocer algo de la verdadera cara del imperialismo yanqui y poner en el banquillo de los acusados a los verdaderos terroristas, el agente CIA Antonio Veciana, autor de uno de los planes de asesinato a Fidel Castro Ruz, lo que aceptó en 1975 ante el Senado norteamericano en la conocida “Comisión Church”, concedió una entrevista el pasado 15 de abril en Miami, al programa “La Noche se Mueve”, donde reconoció la responsabilidad de los grupos contrarrevolucionarios al servicio de la CIA, en la colocación de una bomba incendiaria en el centro comercial más grande y lujoso de La Habana, días antes de producirse la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos.

De acuerdo con sus planteamientos, el artefacto explosivo entregado por la CIA fue colocado el 13 de abril de 1961 en la tienda El Encanto, por Carlos González, dentro de los conductos del sistema de climatización, propagándose de inmediato el fuego por todos los locales.El Encanto

En el hecho terrorista murió una de las empleadas nombrada Fe del Valle.

Veciana reconoció que en La Habana se pusieron más explosivos en otros centros comerciales y lugares públicos, materiales enviados por la CIA.

Un documento desclasificado elaborado por el Coronel Jack Hawkins, jefe de la sección de personal paramilitar en el centro de operaciones de la Fuerza de Tarea de la CIA, asegura que:

“Desde el 28 de septiembre de 1960 hasta el mes de abril de 1961, la CIA intentó introducir ilegalmente en Cuba 75 toneladas de explosivos y armamentos, mediante 30 misiones aéreas, más 46,5 toneladas en 33 misiones de infiltración marítima, para abastecer a grupos terroristas urbanos y bandas de alzados en zonas montañosas, creadas, entrenadas y financiadas por la propia Agencia Central de Inteligencia”.

“Entre octubre de 1960 y el 15 de abril de 1961, se perpetraron alrededor de 110 atentados dinamiteros contra objetivos políticos y económicos, se colocaron más de 200 bombas. Se descarrilaron 6 trenes, se dejó inactiva la refinería de Santiago de Cuba durante una semana, como resultado de un ataque sorpresivo desde el mar. Se provocaron más de 150 incendios contra centros estatales y privados, incluyendo 21 viviendas de comunistas y 800 incendios en plantaciones de caña”.

Estas operaciones lograron un éxito considerable. Las embarcaciones que prestaban servicio de Miami a Cuba entregaron más de 40 toneladas de armas, explosivos y equipos militares e infiltraron y sacaron a un gran número de personal”.

Algunas de las armas entregadas se utilizaron para pertrechar parcialmente a 400 de sus colaboradores que operaron durante un tiempo considerable en la zona montañosa del Escambray, provincia Las Villas. La mayoría de los sabotajes perpetrados en La Habana y otros lugares se realizaron con materiales suministrados de esta manera”…

A pesar de estas actividades criminales, del terrorismo de Estado que el Gobierno norteamericano organizó y financió para derrocar a la Revolución cubana, no han podido retrotraer la historia y Cuba sigue invicta y soberana como el 1ro de enero de 1959 cuando el pueblo logró el poder total del país, algo que los yanquis no perdonan ni podrán perdonar jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s