Ver para creer


Arthur González

internetEs conocida la campaña mediática para intentar cambiar la imagen de Cuba en el exterior y hacerle creer al mundo que existe una tiranía que viola los derechos humanos.

Para esto orquestan de forma continua, cruzadas propagandísticas en la que participan los asalariados de Washington y algunas agencias de prensa internacionales, la norteamericana y sitios digitales financiados con el presupuesto millonario que asigna el Gobierno yanqui a sus agencias de inteligencia para esos fines.

Siguiendo esa línea desinformativa, el pasado 18 de marzo el sitio contrarrevolucionario “cubanoticiasdisidentes”, publicó un artículo de uno de los mantenidos por los norteamericanos y entrenados por sus diplomáticos en La Habana, en el que narra una supuesta historia de horror y misterio en la que trata de hacerle creer a los lectores que su protagonista, un ciudadano que responde al nombre de Agustín Figueroa Galindo, ha sido “multigolpeado por la policía política, secuestrado, esposado, injuriado y hasta despreciado por sus mismos vecinos”.

Agustín FigueroaPero para desmontar esa leyenda lo mejor es ver y sacar conclusiones.

Una imagen vale más que 100 palabras y este es el caso. Si se observa detalladamente su foto, todos podrán darse cuenta que de “golpeado”, “sufrido” y otros calificativos similares, no tiene ni la sombra; más bien refleja tranquilidad y el placer de vivir sin tener que trabajar, cobrando cientos de dólares enviados desde Miami y abastecido de cuanto medio digital ha salido al mercado, para trasladar informaciones falsas de la realidad cubana.

No es el único caso, los hay más notorios como el de Berta Soler de las Damas de Blanco, qberta soler ver para creerue repite constantemente que es víctima de la represión y cada vez esta más rolliza. Sus salidas al exterior le permiten elevar su nivel de vida, pues al margen de las altas sumas de dolares que recibe mensualmente para pagarle a sus compinches, en cada viaje que realiza a Estados Unidos o a Europa, compra artículos de vestir, teléfonos celulares y otros electrónicos que revende en Cuba al triple de su costo, permitiéndole darse determinados lujos sin necesidad de trabajar.

Elizardo el camajan ver para creerOtro experto en vivir del cuento es Elizardo Sanchéz Santa Cruz Pacheco, quien ni se acuerda del año del pasado siglo en que fue por última vez a un centro laboral. Sin embargo nunca ha dejado de vacacionar en los mejores hoteles, cenar en restaurantes y pasar un buen rato en los bares habaneros como si fuera un turista canadiense o francés.

Para él y sus compañeros de oficio la vida es un sueño, a pesar de que están orientados a decir lo contrario.

Un muestrario de cómo estos asalariados pasan penurias puede observarse en las siguientes fotos tomadas durante una de las actividades “culturales de los elementos contrarrevolucionarios:

 Si alguien en este mundo de crisis económica, desempleo, hambre y desalojos se cree el cuento de que los “disidentes” en Cuba son reprimidos, golpeados y sufridos, solo tiene que tomar un avión y darse una vueltecita por la Perla de las Antillas para que compruebe directamente la verdad y confirme el dicho de “vista hace fe”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s