Lo que no dijo Heinz Dieterich


Arthur González

heinz-dieterichDe acuerdo con el Nuevo Herald, el diario alemán Die Spiegel Online, entrevistó al ideólogo de izquierda y le endilgan el criterio de que “los días de Nicolás Maduro están contados”.

Para el destacado sociólogo alemán, la situación de Venezuela es comparable con la situación de Ucrania en casi todos los aspectos, donde prevalecen una catastrófica situación económica, la incapacidad del gobierno, las reformas forzadas y los intereses externos. Según lo publicado por el magazín germánico, a eso se le unen el encarcelamiento del líder opositor Leopoldo López y los graves problemas que atraviesa el país, lo que permitió que los sectores radicales hayan movilizado a los frustrados.

Aseguró Dieterich que a su juicio es indispensable que Maduro y sus ministros controlen la inflación, el desabastecimiento y la violencia; además de una reforma económica; ajustar a niveles reales el cambio del dólar y del bolívar, y  fluctuar la moneda libremente.

De no hacer estos movimientos, él considera que la presidencia de Maduro no durará ni ocho semanas y probablemente será suplantada por una junta de gobierno.

¿Pero qué le faltó decir a Dieterich, o lo dijo y fue ocultado por Die Spigel?

Que desde el 2006 la entonces administración del presidente republicano George W. Bush conformó 5 grupos interagencias de inteligencia de Estados Unidos para trabajar en alcanzar su sueño de una Cuba post Castro y en esa reorganización del trabajo, en agosto del propio año el director de Inteligencia Nacional, John Negroponte, designó al veterano oficial de la CIA, Patrick Mahe, como director de la misión para Cuba y Venezuela, cargo considerado de muy alto nivel dentro de las agencias de inteligencias estadounidenses.

La creación del cargo de jefe de misión puso en evidencia la importancia que revisten ambos países para los Programas de Acción Encubierta de la CIA, con líneas de trabajo específicas en cuanto a la Guerra Económica, el aislamiento internacional y las acciones de subversión política dentro de esos países, mediante la creación y el financiamiento de grupos contrarrevolucionarios, los que contarán con un fuerte respaldo mediático.

LEOPORDO-YOANIEjemplo de lo antes expuesto fue la organización en septiembre del 2013 del llamado Forum 2000, celebrado en Praga, Capital de la República Checa, donde la CIA reunió  a varios de sus asalariados, entre otros al líder de la oposición venezolana Leopoldo López, a la bloguera cubana Yoani Sánchez Cordero, junto con su coterráneo Antonio  González-Rodiles, reclutado en Miami para la conformación del engendro Estado de SATS, que pretende convertirse en un centro de debate del acontecer cubano.

El objetivo de la CIA fue entrenar a estos elementos para que a su regreso a Venezuela y Cuba, organizaran YOANI-VENEZUELAacciones provocativas en la vía pública, especialmente con jóvenes universitarios, a la vez que continuaban cercando económicamente a los dos países para crear mayores insatisfacciones en sus pueblos y por tanto sumar más personas a las protestas populares.

El desabastecimiento en Venezuela es resultado de esa Guerra Económica y no de la buena o mala gestión del Gobierno chavista que creó mercados populares a precios más bajos para la población, algo que no se recuerda en la historia de ese país.

El acaparamiento orientado desde Washington a los grupos opositores  tiene sus antecedentes en la Cuba de los años 60, por lo cual la Revolución se vio obligada a iniciar una ofensiva e intervenir todos los centros comerciales e instaurar la libreta de abastecimiento, con el fin de repartir equitativamente alimentos a su pueblo. No fue obra de la casualidad ni como resultado del socialismo, sino de las acciones del Gobierno norteamericano para matar por hambre al pueblo y obligarlo a rebelarse contra la Revolución.

Los documentos oficiales de la CIA, hoy desclasificados y publicados por el Departamento de Estado en sus volúmenes de las Relaciones Exteriores, así lo confirman pero de eso no hablan sus políticos ni los académicos.

RODILES-LEOPOLDONo es fortuito el encuentro de Yoani, González-Rodiles y Leopoldo.

La CIA tiene amplia experiencia en golpes de Estado y revoluciones de colores en las últimas décadas y pretenden repetir la misma historia, pero n o toman en cuenta a los pueblos y la autenticidad de los procesos revolucionarios, por tanto se equivoca y no logra alcanzar  sus propósitos.

Cuba es un contundente ejemplo y el pueblo venezolano que ya conoció las penurias durante los gobiernos fieles a Washington, como el de Carlos Andrés Pérez, sabe lo que puede perder si la oposición reaccionaria toma el poder.

Esperemos entonces para ver quien vencerá en esa contienda, si la razón y la justicia popular, o la opresión imperialista.

 

Un pensamiento en “Lo que no dijo Heinz Dieterich

  1. Pingback: Con qué se sienta la cucaracha   |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s