Injerencia española en Cuba


Arthur González

valeriano weylerComo verdaderos descendientes del criminal Valeriano Weyler, Capitán general que gobernó la Isla de Cuba a finales del siglo XIX y creador del primer campo de concentración en el mundo que mató por hambre a miles de campesinos cubanos, se comportan hoy algunos diputados españoles.

Parece que la pérdida de su perla más preciada ha dejado una huella indeleble en la mente de algunos de estos ibéricos, que no se resignan a la realidad de ver a Cuba libre y soberana.

Esto se pone de manifiesto en una reciente declaración del Congreso de diputados, en la que según la agencia de prensa EFE, expresaron su deseo de trabajar con la “oposición democrática” de Cuba y contribuir a hacer posible el diálogo que conduzca a la reconciliación del pueblo cubano con tolerancia completa para cualquier ideología que permita la efectiva instauración de la democracia”.

Injerencia e insolencia de estos diputados al servicio de la más repugnante tiranía, la de Estados Unidos.

Repitiendo como loros amaestrados, tratan de hacerle creer a sus propios ciudadanos que en Cuba “faltan signos favorables en materia de derechos humanos y libertades”, reconociendo además que sostuvieron reuniones con los asalariados de Washington.

Lo primero que deberían hacer los promotores de esta declaración repudiable, es leer algunos documentos oficiales de la CIA y el Departamento de Estado de Estados Unidos para saber de que están hablando y no demostrar tanta ignorancia.

Evidentemente algunos de estos diputados desconocen los crímenes y acciones que los norteamericanos han causado en Cuba y que la llamada “oposición democrática” fue creada por la CIA, entrenada y financiada con presupuestos millonarios para intentar derrocar a la Revolución, situación que la sigue haciendo mercenaria al servicio de una potencia extranjera.

Más provechoso para el pueblo español sería que estos honorables señores se opusieran a la conocida como Ley Mordaza, que en su propia esencia viola las libertades individuales de todos los españoles y españolas, al impedirles hacer reclamos y protestas públicas.

Los diputados son elegidos para defender los derechos de su pueblo, sin embargo han permitido las brutales represiones de las brigadas especiales de la policía contra pacíficos ciudadanos, víctimas de políticas neo liberales que tienen a España en bancarrota, sin calidad de vida para sus ciudadanos y con una cifra de más de tres millones de personas que viven en situación de pobreza extrema.

¿Los que ahora quieren condenar a Cuba no saben que en España la diferencia entre los más ricos y los más pobres se sitúa ya en un 30%, en la cima de la desigualdad en Europa, por delante, incluso, de países duramente golpeados por la crisis como Grecia, y sólo superados por otros como Letonia, Bulgaria y Portugal?

¿Se olvidaron estos “preocupados” por la situación interna de Cuba, que según el informe de Intermón Oxfam, España lidera el desempleo juvenil en el seno de la UE, y que a finales del 2013 batieron su propio récord con casi un millones de menores de 35 años sin trabajo?

A eso súmenle que según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la cifra total de españoles desempleados se situó en 6 millones 202 mil 700 personas a fines del 2013 y que el número de hogares en el que todos sus miembros están sin trabajo, alcanzó la cifra de 1 millón 906 mil 100, lo que hace un 3,93% superior al año 2012.

Por eso España va de mal en peor, porque los que tienen que buscarle soluciones a sus graves problemas se distraen en seguir orientaciones de Washington en sus campañas de mentiras contra Cuba.

damas de blanco llegan y salen de la SINAMientras tanto los llamados “disidentes” cubanos viven sin trabajar, viajando por el mundo con todos sus gastos pagados, recibiendo miles de dólares mensuales para cumplir las tareas del amo yanqui; contrario a los ciudadanos españoles que no encuentran trabajo, ni vislumbran un futuro mejor en medio de una crisis económica y política  que no parece tocar fondo.

Si los diputados llaman a eso democracia, libertad y derechos humanos, entonces que la disfruten porque en Cuba nada de eso sucede; hay trabajo para todos, salud y educación gratuita, cultura y seguridad social para mostrarle al mundo lo que se ha logrado en medio siglo, a pesar de estar sometida al mayor bloqueo económico, comercial y financiero en la era moderna, sumándole miles de acciones terroristas contra plantas, animales y los seres humanos, algo que callan cómplicemente los diputados españoles.

2 pensamientos en “Injerencia española en Cuba

  1. Pingback: #Injerencia española en Cuba. | Trinchera de nuestra América

  2. Pingback: España y su democracia |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s