Lo que ha tenido que soportar la Revolución cubana


Arthur González

camilo-cienfuegos-fidel-castro-entrada-habanaDesde su triunfo indiscutible sobre el dictador Fulgencio Batista el 1ro de enero de 1959, la Revolución cubana ha tenido que soportar un sin número de agresiones por parte del Gobierno de Estados Unidos, el que sintió profundamente perder una pieza clave de su entorno político y económico.

Es notorio el apoyo militar y político de Estados Unidos al Gobierno de Batista, quien a cambio permitía la participación norteamericana en las principales inversiones del país, siempre que a él le dieran su comisión monetaria.

El referido apoyo iba desde la preparación y abastecimiento técnico al ejército, hasta la creación y entrenamiento de los órganos represivos como el Buró de Represiones de Actividades Comunistas, BRAC, y el Servicio de Inteligencia Militar, SIM.

Documentos desclasificados del Departamento de Estado de Estados Unidos, recopilados en el libro Foreign Relations of United States, volumen VI, Cuba, 1958-1959, editado en 1991, reflejan plenamente el inicio de la injerencia yanqui en los asuntos internos de Cuba, y sus primeros planes para retrotraer la historia, como se expone en el documento 278 de esa compilación (páginas 458-466), denominado “Despacho de la embajada norteamericana en Cuba al Departamento de Estado”. “Crecimiento del comunismo en Cuba”.

En dicho documento confeccionado entre otros funcionarios por el jefe de la Estación local de la CIA en La Habana, se realizan varias propuestas, entre las que se destacan:

  1. Denunciar las actividades comunistas locales en la prensa de Cuba, la de Estados Unidos y en el mundo libre.
  2. Fortalecer a los elementos anticomunistas existentes en sus esfuerzos contra el comunismo. Blancos:
  • La prensa y escritores individuales; la radio y la TV, los partidos políticos y los grupos de acción.

Todo esto demuestra el inicio de una fuerte y amplia campaña contra la naciente Revolución, al no someterse a los dictados del Gobierno norteamericano, como era costumbre desde 1902.

Dos años más tarde, el 19 de mayo de 1961, se aprobaba un Programa de Acción Encubierta de la CIA, dirigido a: “…debilitar al Gobierno de Fidel Castro”, diseñando entre otras medidas, “operaciones dirigidas a la destrucción de la imagen de Castro, mediante el empleo de la prensa, radio, otros medios masivos fuera de Cuba y el fortalecimiento de mecanismos de propaganda clandestina dentro del país, incluyendo la impresión de propaganda…”

Como continuación de este esquema contra el Gobierno cubano, el pasado 12 de febrero 2014, la organización Reporteros Sin Frontera, al servicio de los intereses norteamericanos, publicó un artículo en el cual resalta que “Cuba continúa siendo uno de los peores países en libertad de prensa, le siguen Venezuela, Ecuador, Colombia, Guatemala, y Brasil.

Según esta organización “Cuba ocupa el lugar 170 de la lista mundial por la falta de libertad y no tolerar ningún contrapoder independiente”.

Esta campaña mediática desinforma, tergiversa y miente, a partir del mismo diseño de Estados Unidos, y va dirigida a destruir la imagen del único país sometido a una criminal Guerra Económica que ya dura medio siglo, y que persigue matar por hambre y enfermedades al pueblo cubano, establecido así en la Operación Magosta, desclasificada y archivada en el Archivo de Seguridad Nacional y publicado por el Departamento de Estado en el Foreing Relations 1961-1933, volumen X, Cuba, páginas 710-718.

Cuba derrotó la invasión mercenaria pagada y entrenada por la CIA en 1961; ha resistido miles de actos terroristas contra sus industrias, medios de transporte, centros de comunicaciones, cines, teatros, hoteles, restaurantes, centros comerciales, aviones, barcos pesqueros y mercantes; además de los estallidos de bombas en sus misiones diplomáticas en Estados Unidos, Europa y América Latina.

fiebre porcinaLa Guerra Biológica es otra de las manifestaciones subversivas que se emplean contra Cuba, desde plagas contra la agricultura y los animales, hasta los seres humanos con una enorme carga de pérdida de vidas, como fue cuando la introducción del Dengue hemorrágico en 1984, causante de la muerte de 154 personas entre ella 101 niños.

De esto la gran prensa “libre” de Estados Unidos no habla o mejor dicho no puede hacerlo porque está censurada. Reporteros Sin Frontera no dice una sola palabra al respecto.

El refugio de terroristas connotados en ciudades norteamericanas como Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, autores de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano en 1976, causante de la muerte de 73 personas, es silenciado por la prensa norteamericana, de eso no puede publicar ni una sola letra.

De los más de 600 planes para asesinar al líder cubano Fidel Castro, algunos reconocidos por el Congreso norteamericano en 1978, no se divulga.

Entonces, ¿quiénes son realmente los que no tienen libertad de prensa?

Cada cual que saque sus conclusiones, pero la lista de Reporteros Sin Fronteras debe encabezarla sin dudas, Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s