Aúllan los lacayos del imperio


Arthur González

14.2.2014

EU FLAGAl conocer la decisión de la Unión Europea de separarse de la línea política de Estados Unidos contra Cuba y llegar todos sus integrantes al acuerdo de eliminar la torpe e inútil Posición Común, los asalariados de Washington recibieron la orden de vociferar y acusar a los europeos por ese compromiso.

La primera fue la inculta y grosera Berta Soler, del grupúsculo Damas de Blanco, que con su lenguaje sin igual declaró rápidamente: “No es el momento de establecer una relación bilateral por parte de la UE con el Gobierno de Cuba, porque no respeta los derechos humanos”.

Los propios gobernantes europeos se preguntarán ¿qué sabrá esta inculta señora de política internacional para emitir tales criterios?

Pero esos mismos señores ahora pagan por haberse dejado presionar y engañar por los yanquis y sus asalariados, sobre las supuestas violaciones de los derechos humanos. La propia Berta con su presencia en las principales capitales europeas es la mejor contra propaganda de sus  falsas acusaciones contra Cuba.

Todos la han visto regordeta, rebozante de salud y bien ataviada,  lo que contradice de sus denuncias de que es “víctima de abusos y represión”. Los funcionarios que la han recibido pudieron comprobar su escaso nivel de educación formal, algo que pone de manifiesto sobre todo a la hora de sentarse a una mesa para ingerir alimentos.

El otro lacayo que gritó fue Guillermo Fariñas, quien calificó a los países integrantes del bloque regional de “traidores”; esos mismos que sin verificar sus mentiras teatrales le otorgaron el manipulado Premio Sajarov.

La inculta y grosera, en su acostumbrado tono insolente amenazó a los europeos de brindarle recursos al gobierno cubano para “perfeccionar su maquinaria represiva” y que los beneficios nunca serían para el pueblo.

Este gastado argumento, escrito en los libretos que le hacen llegar desde Miami, ya nadie lo cree. Desde 1996 repiten lo mismo y la Revolución sigue con el apoyo mayoritario del pueblo y la contrarrevolución cada día más desprestigiada por sus falacias, sin lograr incrementar su irrisoria membresía,  lo que corrobora que ser “disidente” es un jugoso negocio para vivir de ese cuento sin necesidad de trabajar.

Para apoyar a sus asalariados y salir con una contra medida que hiciera dudar a la Unión Europea de su reciente decisión, el Gobierno de Estados Unidos a través de la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Marie Harf, manifestó su “profunda preocupación por el incremento de las detenciones arbitrarias, la violencia física y otros abusos contra la oposición política en Cuba e instó al régimen de Raúl Castro a dejar de silenciar a la disidencia”.

Pura campaña de guerra sicológica que ya no se la creen ni los niños de la enseñanza secundaria.

DAMAS DE BLANCO ppdamasdeblanco290114Todos los domingos, una parte de esa “oposición” se pasea por el boulevard de la Quinta Avenida habanera, luciendo sus mejores ropas para ser fotografiada por la prensa extranjera, gritan consignas, reciben orientaciones y reprimendas de su “jefa”, la inculta y grosera Berta, sin ser molestada; sencillamente son ignoradas por cubanos e incluso por extranjeros que se han cansado de comprobar sus falsedades.

BMN 2Sin embargo, esos asalariados y el Departamento de Estado no hacen declaraciones sobre las verdaderas violaciones a los derechos del hombre que comete Estados Unidos, desde hace más de una década, en la ilegal cárcel que tiene en la Base Naval en el territorio ocupado de Cuba, en la provincia de Guantánamo.

Los 166 detenidos en esa Base Naval nunca han recibido una acusación fiscal, ni los han presentado a Corte, jamás reciben visitas de familiares o amigos y los que deciden llevar a cabo una huelga de hambre, son alimentados a la fuerza por soldados norteamericanos. Defensores de derechos humanos y médicos, expresan que la alimentación por la fuerza viola las libertades personales y la ética médica.

Ese procedimiento está diseñado para obligarlos en contra de su voluntad, a recibir alimentos mediante tubos insertados por la nariz hasta el estómago, práctica autorizada por el presidente Barack Obama, pues no quiere que ninguno muera.

Guillermo Fariñas en el pasado realizó varias huelgas de hambres y nunca fue obligado a alimentarse bajo estos procedimientos, pero hace silencio en complicidad con los que le pagan cuantiosas sumas de dólares para sus actividades propagandísticas contra Cuba.

Mientras el gobierno norteamericano viola sus propias leyes con la detención ilegal de esos 166 detenidos en Guantánamo, el Pentágono critica la decisión soberana del gobierno de Afganistán de liberar a 65 presos pues según EE.UU., pondrá en la calle a “criminales que han matado a soldados estadounidenses”.

Una vez más la doble moral de los yanquis se pone en evidencias, al mantener libres por las calles de Miami a connotados asesinos y terroristas, como el caso de Luis Posada Carriles, responsable confeso de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano, donde murieron 73 personas y la explosión de bombas en varios hoteles y restaurantes de La Habana, causantes de la muerte de un joven turista italiano.

Así actúan los intocables del imperio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s