Ileana Ros-Lehtinen defensora de ladrones y terroristas


Arthur González

12.2.2014

LOGO DEL CONGRESO DE EU¿Cómo es posible que el Congreso de Estados Unidos permita la presencia de la Representante Ileana Ros-Lehtinen, si posee una larga lista en defensa de asesinos, terroristas y ladrones?

No es una acusación falsa y mucho menos politizada, es una verdad absoluta.

De acuerdo con informaciones divulgadas recientemente por el diario The Daily Beast, dicha legisladora cuando presidía el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, envió cartas a varias instituciones del Gobierno en apoyo a los hermanos William y Roberto Isaías, condenados in absentia en Ecuador por robo, hace más de 10 años.

Ileana también eileana ROS 2mpleó su influencia en beneficio de otros familiares de los prófugos, los que a cambio de esos “favores” le donaron no menos de 23 mil 700 dólares a sus campañas en los últimos 4 años. Según ella “no hizo nada incorrecto fue solo rutina al servicio de sus electores”.

Los hermanos ecuatorianos se escaparon de su país con más de 100 millones de dólares y recibieron apoyo del senador Robert, Bob, Menéndez, al que poWILLIAN Y ROBERTO ISAÍAS EXBANCARIOS2r supuesto lo “ayudaron” con algún dinerito para ser reelegido.

Pero esto solo es una pecata minuta para el apoyo total que le ha dado la Sra. Ros-Lehtinen a los asesinos y terroristas anticubanos considerados como “buenos”, ya que los muertos, mutilados y heridos los puso el pueblo cubano.

Entre los casos más indignantes y que deberían descalificarla de inmediato como funcionaria gubernamental, están los de Orlando Bosch Ávila y Luís Posada Carriles, autores confesos de crímenes despreciables como el derribo de un avión civil cubano en pleno vuelo en 1976, donde murieron 73 personas inocentes, entre ellos el equipo juvenil de esgrima de Cuba.

Este “amor” por personajes de este tipo le viene genéticamente por su rama paterna y materna. Su padre Enrique Ros Pérez, nunca ocultó sus lazos de amistad con criminales como Bosch, y haber participado en Cuba en actos terroristas junto a asesinos como Manuel Artime, Antonio Veciana, Manuel Izquierdo, Orlando Castro García, Carlos Pérez Castillo, Carlos González Vidal y muchos terroristas más, de lo cual da fe en varios de sus libros publicados por Ediciones Universal de Miami.

Su madre, Amanda Adato Menache, también participó en incendios provocados por grupos terroristas en Santiago de Cuba, transportando fósforo vivo.

Poner bombas en lugares públicos, incendiar cines, teatros y tiendas por departamentos, son calificados delitos terroristas en Estados Unidos y se sancionan a cadena perpetua; así lo consideró el jurado que condenó al norteamericano Timothy  McVeigh, responsable de volar el edificio Alfred P. Murrah, en la ciudad de Oklahoma, el 19.04.1995. Por tanto, los responsables de estallar en pleno vuelo un avión civil, deben recibir similar tratamiento.

Al parecer para Ileana y otros de su gobierno, hay terroristas “buenos y malos”.

Orlando Bosch estaba considerado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, “como un terrorista peligroso y una indeseable amenaza para la Bosch-Ileanaseguridad y credibilidad del país…”, según documentos desclasificados del FBI.

En 1989, Ileana Ros haciendo valer su posición de Representante, realizó presiones políticas[1] hasta lograr la admisión en Estados Unidos del terrorista Bosch Ávila, e incluso se lo pidió al entonces presidente George Bush, quien había sido director de la CIA, cuando el crimen del avión cubano.

Las campañas iniciadas por la señora Ros, con total apoyo del  terrorista anticubano Carlos Alberto Montaner, el Senador Connie Mack y el Representante Lincoln Díaz-Balart Caballero, lograron que el presidente Bush firmara un indulto para ese asesino, en contra de las opiniones del Departamento de Justicia.

El Diario las Américas al conocer las declaraciones del Senador Mack, publicó el 30 de junio de 1989 un artículo en el cual aseguraba: “Es una opinión que deja mucho que desear; el Departamento de Justicia la semana anterior rechazó la petición de asilo político en Estados Unidos de Orlando Bosch.”

Documentos desclasificados del FBI, del 16 de agosto de 1978, plantean: “Orlando Bosch Ávila, es doctor en medicina, anteriormente fue juzgado y absuelto en una Corte Federal de Miami, por cargos de extorsión. En 1968 fue condenado en una Corte Federal por poner bombas en barcos y sentenciado a 10 años de prisión y liberado bajo palabra en diciembre de 1972. En junio de 1974 admitió haber enviado paquetes de explosivos a las embajadas cubanas en Perú, España, Canadá y Argentina…”

Actualmente está en la cárcel en Caracas, Venezuela, preso en relación a una investigación de ese gobierno por la explosión el 6 de octubre de 1976 de un avión de la línea aérea Cubana, en el cual murieron 73 personas”.

Bosch dirigió varias organizaciones contrarrevolucionarias creadas y financiadas por la CIA. Está comprobado que solo en 1968 colocó 82 bombas en territorio norteamericano y  entre los años 74 y 76 se ejecutaron ciento once acciones de ese corte.

Sus actividades criminales no tienen parangón en la historia del terrorismo. En México y Centro América ejecutó 27 hechos, en Canadá 2, en países del Caribe 31, en Sudamérica 33 y en Europa 11.

El récord de defensa de Ileana Ros a criminales es amplio y no se circunscribe solo a los mencionados terroristas. Se le suman sus gestiones a favor de la libertad de Virgilo Paz Romero, José Dionisio Suárez Esquivel, Guillermo Novo Sampol y Michael  Townley, todos responsables del asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier y su secretaria norteamericana, ocurrido en plena calle de Washington D.C. En 1981 Ros-Lehtinen logró que el presidente Ronald Reagan los indultara.

Cabe preguntarse, ¿tiene moral Estados Unidos para declararle un combate mundial al terrorismo, incluir a Cuba en la lista de países que lo apoyan, encarcelar y condenar a largas e injustas condenas a cinco cubanos que luchaban contra las actividades ejecutadas por Posada, Bosch, Gaspar Jiménez, Pedro Remón, Santiago Álvarez Fernandez-Magriñá, José Basulto, Armando Valladares y Rodolfo Frómeta, entre muchos más?

Es preciso que los electores de la señora Ros-Lehtinen conozcan de su complicidad.

Al final tanta culpa tiene el que sujeta a la vaca como el que la mata.


[1] El sábado 1ro de abril de 1989, el Nuevo Herald, publicó: “La senadora estatal Ileana Ros-Lehtinen anunció el viernes que extenderá la campaña a favor de la libertad del médico y activista anti-castrista cubano Orlando Bosch.”

 

14 pensamientos en “Ileana Ros-Lehtinen defensora de ladrones y terroristas

  1. Pingback: Ileana Ros-Lehtinen defensora de ladrones y terroristas |

  2. Pingback: El descalabro de la política anticubana | El Heraldo Cubano

  3. Pingback: El descalabro de la política anticubana | Cayo Hueso

  4. Pingback: El descalabro de la política anticubana |

  5. Pingback: El descalabro de la política anticubana |

  6. Pingback: El descalabro de la política anticubana (#Cuba #EEUU #España) | Cuba por Siempre

  7. Pingback: La cabra siempre tira al monte | El Heraldo Cubano

  8. Pingback: La cabra siempre tira al monte |

  9. Pingback: #BerthaSoler: La cabra siempre tira al monte. #DamasdeBlanco #Cuba | Cuba por Siempre

  10. Pingback: La complicidad del FBI | El Heraldo Cubano

  11. Pingback: La complicidad del FBI |

  12. Pingback: La complicidad del FBI | Cayo Hueso

  13. Pingback: La complicidad del FBI |

  14. Pingback: La complicidad del FBI. En verdad donde están los terroristas. #Cuba #DDHH #DDHHCuba | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s