Razones para impedir los viajes de norteamericanos a Cuba


Arthur González

6.2.2014

Ileana Ross-Hermanos Diaz-Balart y Bob MenéndezEs ampliamente conocido que los integrantes de la mafia anticubana radicada en el sur de la Florida y los que han alcanzado posiciones en el Congreso norteamericano, como Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln y Mario Díaz-Balart, Albio Sires, Robert Menéndez y Marco Rubio, se niegan con odio enfermizo a que los ciudadanos norteamericano visiten el archipiélago cubano.

El pretexto es gastado y tonto, basado en el supuesto argumento de que “el dinero que dejen será solo para los gobernantes, y servirá para legitimar al gobierno comunista” y otros similares carentes de razonamiento objetivo y sentido común.

Ejemplo de lo anterior fue el rumor que la CIA echó a rodar en 1960,  sobre la supuesta Ley que preparaba el gobierno revolucionario para privar a los padres de la patria potestad sobre sus hijos, situación que diera origen a la emigración de 14 mil 048 menores de 16 años sin sus padres, separando familias enteras que pasaron años para reencontrarse, génesis de la llamada comunidad cubana en Miami.

El motivo real de esa negativa es que los norteamericanos en sus viajes a Cuba, no se percaten de la realidad y descubran las mentiras y tergiversaciones con las que durante medio siglo han engañado a la opinión pública estadounidense.

Tom HarkinUna prueba de este es el resultado de la reciente visita a Cuba del senador Tom Harkin y la valoración que se llevó de regreso a Estados Unidos sobre el sistema de salud de los cubanos, comentada el 30.01.2014 en el diario The Washington Times.

De acuerdo con ese diario para el senador, “Cuba es una nación subdesarrollada que tiene la mejor protección de los niños en América. Un país pobre, pero con una tasa de mortalidad infantil más baja que la nuestra y la esperanza de vida es ahora mayor que la nuestra. Su sistema de salud pública es bastante notable”.

Es evidente que esa no es la imagen que venden los mafiosos anticubanos, todo lo contrario, de ahí que desgarran con fiereza a los que se atreven a viajar, amparados en las múltiples licencias que autoriza el Departamento de Estado para aquellos que viajen a trasladar los valores del modo de vida norteamericano, y lograr la deseada transición al capitalismo.

Pero todos los cubanos saben leer y escribir gracias a la Revolución, estudian de forma gratuita en todos los niveles de enseñanza, la cual es obligatoria hasta 9no grado, disfrutan del servicio de salud gratis y no son desalojados de las viviendas que el Estado revolucionario les entregó en propiedad, a partir de la aprobación de la Ley General de la Vivienda.

Otro caso elocuente es el de Jordyn Perry, de Greenwood, Indiana, quien durante su visita pudo experimenJordyn Perry visita Cubatar personalmente sobre la cultura cubana.  Perry, de 21 años, viajó con una licencia como parte de un programa de investigación auspiciado por el programa Break Aways, del Illinois Collage, universidad de artes liberales de Jacksonville.

En Cuba trabajó con botánicos, maestros y médicos cubanos para examinar los beneficios y las ventajas del sistema socialista de atención a la salud, con el fin de aplicarlas en su propia carrera como terapeuta ocupacional.

El viaje la ayudó a corregir algunas nociones erradas que tenía sobre el supuesto odio de los cubanos hacia Estados Unidos y le permitió observar una tierra a la que los viajeros estadounidenses no han tenido acceso por años.

De acuerdo a lo que declaró al Daily Journal, en La Habana, ella y sus compañeros de estudio al no hablar español, se sentían perdidos. Sin embargo, recibieron el apoyo de todos los cubanos, tanto en las calles como en ómnibus y taxis, afirmando que “la gente con la que se cruzó en las ciudades cubanas a menudo la ayudaban más que muchas personas que conoce en su propio país, algo que no se ve en Estados Unidos”.

El grupo regresó el 11 de enero y según expresó Perry “el viaje me cambió mi forma de ver la vida”, razón primordial por la cual la mafia anticubana se opone a esos viajes.

4 pensamientos en “Razones para impedir los viajes de norteamericanos a Cuba

  1. Pingback: Final de una muerte anunciada | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: Final de una muerte anunciada |

  3. Pingback: Final de una muerte anunciada (#Cuba #USA #Miami) | Cuba por Siempre

  4. Pingback: Final de una muerte anunciada | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s