Europa decide poner fin a su política contra Cuba


Arthur González

30.1.2014

AZNAR-FREDOOMLa Unión Europea a solicitud de presidente de España, José María Aznar acordó imponerle sanciones a Cuba en 1996, con la malsana intensión de provocar el derrocamiento del sistema socialista y reimplantar a la fuerza un régimen al servicio de los norteamericanos.

Aznar recibió amplios beneficios de la mafia anticubana radicada en la Florida, quien sufragó parte de su campaña política y posteriormente lo condecoró en la ciudad de Miami por su trabajo sucio contra Cuba.

El pretexto empleado fue la supuesta violación de los Derechos humanos en la Isla, manipulación política diseñada por la CIA y el Gobierno norteamericano como castigo a los cubanos por desafiar el poderío yanqui y haber resistido durante medio siglo invasiones, actos terroristas, guerra económica y sicológica, sin doblegar su empeño de construir un camino sin los designios de Washington.

Miles son los documentos desclasificados que prueban la brutalidad de la política imperial contra la Revolución, pero Europa de eso no habla porque teme las represalias norteamericanas.

El gobierno revolucionario como ningún otro en la historia de la República ha hecho tanto por su pueblo.

La primera medida fue una reforma agraria que entregó tierras a los campesinos desposeídos y marginados por terratenientes y oligarcas, seguidamente inició una campaña para alfabetizar a todos los que durante años se vieron imposibilitados de asistir a una escuela por falta de recursos económicos y en muchos casos ausencia de escuelas y maestros, llevó la salud pública gratuita a los lugares más recónditos, abrió los clubs privados para la práctica del deporte masivamente y dio la posibilidad de que la cultura fuese parte de la vida cotidiana del ciudadano común.

Al nacionalizar fábricas, centrales azucareros, industrias de todo tipo, empresas de servicios, escuelas privadas y miles de hectáreas de tierras ociosas, unido a una reforma urbana que facilitó la adquisición de las viviendas a todos por igual, eliminar la discriminación racial y darle igualdad a las mujeres, el gobierno norteamericano de inmediato creó y entrenó a la contrarrevolución interna y externa, llevando a cabo una invasión mercenaria, la que fue derrotada por el pueblo en menos de 72 horas.

Las medidas populares que por primera vez trataban al ser humano como tal y los colmó de derechos, no tienen parangón en la historia, pero para el imperialismo y sus aliados no cuentan, la línea de acción a seguir es la de destruir la imagen del gobierno que más ha hecho por su pueblo.

Por eso, pasados 17 años sin lograr los cambios que Washington y sus aliados de la Unión Europea soñaron, no les ha quedado otra alternativa que reconocer sus errores y negociar con el gobierno revolucionario un acuerdo para normalizar las relaciones, algo que tiene histéricos a los integrantes de la mafia anticubana.

Para disminuir los reclamos de Miami algunos personajes de la Unión Europea se lanzan a declarar que “en que un nuevo marco de relación con La Habana continuarán otorgando importancia al respeto a los derechos humanos y libertades individuales”.  

Penosa la posición de personas con inteligencia y sentido común que se ven presionados a tomar esa posición, cuando saben perfectamente que en ninguno de sus países se respeta más el derecho a los seres humanos como en CHAMBRE-ESPAÑA-HURGANDO-EN-CONTENEDORuba, sino que hablen los tres millones de españoles que viven en la pobreza, los que vieron disminuir sus ingresos en el 2013  en un 4%, mientras que los precios han aumentado un 10%.

En el año 2025, se calcula que la cifra de pobres solo en el Estado español podría aumentar en ocho millones, según el informe de Intermón Oxfam, algo que no desean comentar el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ni el canciller español José Manuel García-Margallo.

Los portugueses, griegos, italianos, franceses, alemanes padecen males iguales, siendo el desempleo el fantasma que amenaza a la Unión de forma ascendente con sus terribles consecuencias para los derechos ciudadanos. La cifras del desempleo hablan por si solas: Grecia 27%, España 26,8%, Portugal 17,8%, Chipre 15,6%, Irlanda  13,5%, Italia 12%,  Francia 11%, UE 11% (como promedio), UK 11% y  Alemania 6.7 %.

Antes de criticar a Cuba y señalarla con dedo acusador al pedido de Washington, la Unión Europea debe mirarse hacia a dentro y tomar medidas para salvar a sus ciudadanos del desastre social que sus malas economías les auguran y suspender las salvajes represiones policíacas con la carga masiva de detenidos.

5 pensamientos en “Europa decide poner fin a su política contra Cuba

  1. Pingback: Con los yanquis no hay arreglo | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: Con los yanquis no hay arreglo   |

  3. Pingback: Con los yanquis no hay arreglo | Cayo Hueso

  4. Pingback: Con los yanquis no hay arreglo |

  5. Pingback: Con los yanquis no hay arreglo (#Cuba #USA) | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s