Insiste Washington en sus mentiras contra Cuba


Arthur González

29.1.2014

ObamaRecientemente el Presidente norteamericano Barack Obama declaró que “había que cambiar la política hacia Cuba”, palabras huecas, cuando la realidad es bien diferente. La guerra Económica diseñada por el Gobierno norteamericano en 1962 persiste, al igual que Guerra sicológica.

Las operaciones para desvirtuar la realidad cubana se mantienen inalterables desde que la CIA presentó su plan en 1961. La causa principal es que el gobierno revolucionario no es aceptable para Estados Unidos. Así está plasmado en el 1er Programa de Acciones Encubiertas contra Cuba, aprobado por Eisenhower el 17 de marzo de 1960.

Recientemente el Secretario de Estado, John Kerry, insistió que en Cuba se “violan los derechos humanos” y todos deben condenarla.

El Sr. Kerry parece que no sabe o no quiere saber lo que pasa en su propio país, donde las violaciones de los derechos humanos son consuetudinarias, de ellas ni habla.

 De acuerdo con la ONG Death Penalty Information Center  (DPIC) “Desde la reinstalación de la pena capital en Estados Unidos, en 1977, 17 ciudadanos latinoamericanos fueron ejecutados, en su mayoría mexicanos”. Sobre este aspecto no hay declaraciones ni condenas en el Congreso.

Si Cuba decidiera descongelar esta medida penal ya sabemos lo que ocurriría, algo a lo sucedido cuando se fusilaron a dos secuestradores de una lancha de pasajeros que intentaron asesinar a dos turistas francesas y a un niño de pocos años de edad, que le fue arrebatado a su madre de los brazos para tirarlo al mar, todo con el propósito de llegar a los Estados Unidos respaldados por la Ley Pública 89-732, de 1966, conocida como Ley de Ajuste Cubano.

La manipulación informativa generada por EE.UU. indujo a cientos de personas a firmar una carta contra Cuba, entre ellas el premio Nobel de literatura, el portugués José Saramago, quien al conocer la verdad, se arrepintió públicamente.

John-Kerry1Kerry parece desconocer que suman dos mil cuatrocientos los muertos causados por ataques con drones norteamericanos, solo en los cinco años de la presidencia de Obama, entre ciudadanos inocentes de Pakistán, Afganistán, Yemen y Somalia.

Si Cuba hubiese hecho la mitad de esos actos ya estuviera arrasada por cientos de aviones yanquis.

La Revolución cubana es víctima de actos criminales puestos en prácticas por todos los Presidentes norteamericanos desde 1959 y condenada constantemente por la supuesta violación de los derechos humanos.

Sin embargo, su sociedad ha avanzado más que ninguna en la historia.

En el desarrollo humano, como la esperanza de vida, alfabetización, educación y calidad de vida, según Naciones Unidas, Cuba integra el grupo alto de desarrollo humano, con el puesto 59, por encima de México, Costa Rica, Brasil, Colombia, Venezuela, en América Latina; muy por arriba de China y Vietnam, India o Sudáfrica.

Las mujeres, son las que más avanzaron en 53 años de Revolución y tienen un nivel incomparable al de numerosos países desarrollados.

Las cubanas son independientes, encabezan familias, y no hay quien les quite el control sobre sus cuerpos, o la decisión de tener hijos.

Son el 63 % de las estudiantes universitarias, el 53 % del personal docente, el 48,9 % de las investigadoras científicas, el 65 % de todos los profesionales y técnicos, el 38 % de los dirigentes, con más ministras que todas las habida desde 1902 y el 47 % de la fuerza laboral del país.

El gobierno cubano aprobó resoluciones que mejoran la defensa del interés del niño en casos de controversias familiares. La seguridad social cubana protege a madres con hijos discapacitados.

Las instituciones cubanas están comprometidas para lograr la incorporación de la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y de la Salud, y asumen las “Reglas de Brasilia”, en cuanto a la accesibilidad de esas personas al sistema de justicia.

Se mantienen políticas penales severas contra la explotación sexual de menores y contra el consumo y tráfico de drogas ilícitas.

Cuba cumplió los compromisos adoptados respecto a los primeros cuatro Objetivos del Milenio: erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros.

Cuba ocupa el lugar 51 entre 187 países en desarrollo humano. Según el “Índice de Desarrollo Humano No Económico”; se encuentra en el puesto 17 a nivel mundial y es el primero de los países en desarrollo.

En el 2013 obtuvo la tasa de mortalidad infantil más baja de América Latina y el Caribe por cada mil nacidos vivos.

En el 2007 la ONU borró a Cuba de su lista de Estados que violan los derechos humanos y es Estado Parte en 42 instrumentos en materia de derechos humanos.

¿Puede Estados Unidos mostrar algo similar?

Es hora de que el mundo conozca la verdad sobre Cuba, sin manipulaciones ni falsedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s