Fascistas en la Casa Blanca


Arthur González

La Casa Blanca y toda la estructura política del Gobierno norteamericano, están plagados de funcionarios al servi???????cio de los más turbios sentimientos humanos, idénticos a los que rodeaban a Adolfo Hitler.

El diseño y ejecución de la política de las diferentes administraciones norteamericanas contra el pueblo cubano para matarlo por hambre y  enfermedades, es exactamente igual a las acciones que ejecutó el fascismo contra los pueblos europeos y en especial contra los judíos.

Desde enero de 1962 cuando el presidente J.F. Kennedy aprobó el criminal Plan Mangosta, se vienen ejecutando múltiples medida de Guerra Económica contra la Isla de Cuba, con el propósito de castigarla por decidir un destino diferente al impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica desde 1898, cuando le arrebataron al ejército mambí el triunfo sobre España.

Ni las permanentes denuncias de Cuba, ni el rechazo internacional de 189 naciones contra el criminal bloqueo económico, comercial y financiero, han detenido al Gobierno norteamericano en su obstinada política que pretende darle un escarmiento a los cubanos y un mensaje a los países que intente imitar su independencia del Imperio.

Ejemplos sobran, desde Salvador Allende en Chile, hasta los más recientes golpes de Estado en Honduras y los intentos continuados en Venezuela, Bolivia y  Ecuador.

En ese odio contra la revolución cubana han experimentados miles de actos, que van desde las agresiones directas, actos terroristas y guerra biológica, hasta la millonarias multas a los que comercien con la Isla. En este sentido, han sancionado a varios bancos extranjeros que operan de alguna forma con Cuba, obligándolos a suspender sus transacciones financieras para estrangular la economía.

Ante estas presiones, el pasado 12 de julio, el Banco M&T informó a la Sección de Intereses de Cuba en Washington, su decisión de no continuar prestando servicios a misiones diplomáticas extranjeras, lo que impide que se puedan prestar los servicios consulares e incluso el pago a la ONU, algo que Cuba denunció de inmediato.

Con su desvergüenza acostumbrada al mejor estilo nazi, el Departamento de Estado norteamericano dijo que: “ha estado trabajando activamente con la Sección de Intereses de La Habana en Washington para identificar un nuevo banco que preste servicios a las misiones diplomáticas cubanas en Estados Unidos y que el Gobierno intentó convencer al Banco M&T para que mantuviese activa las cuentas de la Sección de Intereses de Cuba y a la Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas”.

Nadie en su sano juicio puede creer repugnante falsedad. Es lo mismo que decía Hitler cuando asesinaba al pueblo judío para exterminarlo de la faz de la tierra.

Desde la llegada del Presidente Barack Obama, el Gobierno norteamericano ha impuesto las multas más astronómicas a los bancos extranjeros por negociar con Cuba, entre ellos podemos mencionar a:CREDIT SUISSE

  • Banco Credit Suisse AG, multado en 536 millones de dólares.
  • Banco neerlandés ING, multado en 619 millones de dólares por realizar, entre otras, transacciones en dólares con Cuba a través del sistema financiero estadounidense, entre 2002 y 2007; la más alta sanción jamás dictada.
  • Lloyds Bank de Londres, multado en 80 millones de dólares.
  • Banco Intesa San Paolo de Italia, multado en tres millones de dólares.
  • Banco suizo UBS, multado en 140 millones de dólares, simplemente por cambiar para Cuba billetes viejos de dólares por billetes nuevos.
  • Banco Cantonal de Zurich obligado a suspender sus relaciones con Cuba y afectó la cooperación que ofrecían ciudadanos suizos para apoyar proyectos médicos.
  • En abril de 2007, el banco Bawag, fue vendido al fondo financiero estadounidense y cerró las cuentas de un centenar de clientes de origen cubano que residían en la República Alpina, aplicando de modo extraterritorial la legislación estadounidense en un tercer país.
    • En 2007, el banco Barclays ordenó a sus filiales de Londres que cerraran las cuentas de dos empresas cubanas: Havana International Bank y Cubanacán, después de que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro ejerciera presiones.

El sistema bancario mundial está afectado directamente por las leyes y reglamentos del Bloqueo contra Cuba, porque las leyes estadounidenses pretenden ser de carácter extraterritorial.

Entre enero de 2009 y septiembre de 2013, EE.UU. obligó a 30 entidades norteamericanas y extranjeras a pagar más de 2 mil 446 millones de dólares por relacionarse con Cuba.

Las razones para sancionar a los Bancos están bien definidas en las palabras de Adam Szunin, Director de la OFAC, quien expresó que “estas eran una advertencia a las empresas extranjeras que tienen relaciones comerciales con Cuba, que consideren aprovecharse para evadir las sanciones de los Estados Unidos”, y reafirmó: “Washington seguirá aplicando sus medidas extraterritoriales”.

Con estos ejemplos sobran los comentarios sobre las mentirosas declaraciones de la portavoz del Departamento de Estado, cuando dijo que “Washington no cree que la decisión del Banco M&T haya tenido razones políticas”.

Quien aun tenga dudas que analice la historia.

5 pensamientos en “Fascistas en la Casa Blanca

  1. Pingback: Obama insiste en ahogar a Cuba |

  2. Pingback: El dolor de Washington | El Heraldo Cubano

  3. Pingback: El dolor de Washington | Cayo Hueso

  4. Pingback: El dolor de #Washington (#Cuba #EEUU #Miami) | Cuba por Siempre

  5. Pingback: El dolor de Washington (#Cuba #EEUU #Miami) |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s