Primavera árabe en España


Arthur Gónzalez

espana_1347968809El 23 de octubre toda España demostró su irritación por la crisis que vive desde los últimos años. La razón fue la reforma educacional y los recortes en ese sector, lo que dio pie para la convocatoria a una huelga general  por parte de los sindicatos para el día 24.

España tiene un gobierno elegido democráticamente, con pluripartidismo, economía de mercado y libertad de movimiento, prensa libre, y acceso sin límites a las nuevas tecnologías de la información; sin embargo cada día hay más pobreza, más precariedad, más paro, más desahucios, más hambre. Las  causas no son la economía socialista, sino la propia capitalista en plena decadencia.

Se afirma que la cifra de españoles que viven en situación de pobreza extrema se sitúa ya en tres millones. La renta familiar ha caído a niveles del año 2001, los ingresos han disminuido en un 4%, mientras que los precios aumentaron un 10%.

El déficit público español alcanzó el 10,6% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, el mayor de la Unión Europea (UE) -según datos oficiales- situándose por delante de Grecia (9%), Irlanda (8,2%), Portugal y Chipre (6,4%). Las desigualdades sociales crecen aceleradamente, y la diferencia entre los ricos y los pobres se sitúa en un 30%, alcanzando el punto más alto de la desigualdad en toda Europa, por delante de Grecia y sólo superados por Letonia, Bulgaria y Portugal.

A esto se le suman los escándalos de corrupción dentro de la cúpula del Partido Popular que gobierna el país, salpicando incluso al presidente del Gobierno.

¿Pero por qué no sucede lo mismo que en el Medio Oriente, donde el pueblo se lanzó a las calles a exigir la salida del poder de sus presidentes, en la llamada Primavera Árabe?

La razón es muy sencilla, al Gobierno norteamericano no le preocupa, al fin y al cabo España sigue siendo su aliada incondicional y comparte su misma ideología. Esto desmitifica lo sucedido en países árabes donde se llevaron a cabo movimientos populares, y de acuerdo con elementos comprobados fueron instigados por agitadores preparados en el exterior, mediante el empleo de las nuevas  tecnologías de la información facilitadas por agencias federales norteamericanas.

Mayor represión que la llevada a cabo por la policía en Grecia, España y Portugal, no había en Túnez, Yemen, Bahrein, ni en Egipto y sin embargo sucedieron movimientos populares que obligaron a sus presidentes a dejar el poder.

Evidentemente donde la CIA interviene se producen movilizaciones con esas pretensiones. Por eso en Europa a pesar del desempleo, el desalojo y el aumento de la pobreza, las manifestaciones no logran mover a los gobiernos, ni siquiera detener leyes que perjudican al pueblo.

Allí la USAID no tiene intereses de trabajo como en Venezuela o Cuba, ni aporta presupuestos millonarios para los grupos que se oponen a las medidas que impone el gobierno, y mucho menos se planifican procesos de Transición para eliminar la miseria y el retroceso económico.

Lo demás ya se sabe. Cada quien puede sacar sus conclusiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s