El silencio de Yoani


Arthur Gónzalez

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????Yoani Sánchez Cordero, la bloguera oficialista de Washington creada por la CIA para sus campañas mediáticas contra la revolución cubana, cotidianamente habla mal de su patria, el sistema político y todo lo que le orientan desde los Estados Unidos. Sin embargo, de la triste realidad que les ha tocado vivir a un grupo de condiscípulos contrarrevolucionarios estancados en Madrid, ni una sola letra, aliento o gesto solidario.Desde que inició sus viajes por Europa, América latina y a los Estados Unidos, no ha tenido la menor intensión de verlos, escucharlos, reclamar junto a ellos apoyo, o denunciar en la calamidad económica e higiénica en que se encuentran.  Es la prueba de que ellos ya no le sirvan a nadie para sus campañas anticubanas.

Parece que la propia Yoani olvidó las vicisitudes que sufrió en los años 2002 y 2003 durante su estancia en Alemania y después como emigrada en Suiza, donde pretendió triunfar en el viejo mundo con los conocimientos de filología que obtuvo en Cuba, gracias al sistema educacional totalmente gratuito creado por la Revolución de Fidel Castro.

Se le borraron las acciones de sus amigos en España que la ayudaron a mantenerse hasta que fue presentada por uno de ellos al viejo agente CIA Carlos Alberto Montaner, quien le propuso hacerla una bloguera famosa en solo 365 días, pero solo si regresaba definitivamente a Cuba, algo que cumplió al lograr que la revista Time la nombrara al año siguiente en una de las “100 personalidades más influyentes del mundo” y la revista Foreing Policy la colocó en la lista de las 10 personalidades intelectuales de 2008.

Ahora con un capital de casi un millón de dólares y un contrato de trabajo como corresponsal del diario El País, por 24 mil euros anuales, no ha sido capaz de tener un gesto de buena voluntad con sus compatriotas “disidentes” y al menos publicar una nota en ese periódico español o destinar parte de sus ganancias a crearles un fondo para los niños de esos cubanos, que bien pudiera ser con el dinero que no le paga al  fisco español por ese salario.

Qué derechos humanos dice defender ella cuando no escribe ni un Twitter sobre los 110 ex reclusos cubanos, a los que en Cuba denominaba “políticos” y llevan más de 530 días frente al Ministerio de Asuntos Exteriores exigiendo que se le otorgue la ayuda prometida.

Esos ex presos “políticos” cubanos, residen actualmente en un campamento al estilo gitano, denominado de “Isla de la esperanza”, que tiene una infraestructura de madera y cartón, en la que residen niños y adultos hacinados en solo cuatro metros cuadrados, con muchas pancartas en las que reivindican su actual situación.

Así son los contrarrevolucionarios creados, entrenados y financiados por el Gobierno norteamericano para sus cruzadas propagandísticas anticubanas.

Al final, demuestran no tener los sentimientos que les reclaman a otros, ni defienden los derechos humanos donde realmente se violan cotidianamente.

Ese es el verdadero motivo del silencio de Yoani Sánchez .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s