Cedió la Iglesia católica ante las presiones.


Arthur Gonzalez.

dionisioDesde hace meses la Iglesia católica cubana recibe fuertes presiones desde Miami, las que han sido replicadas por los asalariados internos, en busca de entorpecer el proceso de entendimiento con el Gobierno.

La figura del Cardenal Jaime Ortega Alamino es criticada de forma constante por la contrarrevolución, especialmente por la inculta y grosera Berta Soler, que siguiendo orientaciones de sus  patrocinadores en el exterior, lo ataca irrespetuosamente en cada oportunidad posible, e incluso lo acusó de traicionar a la contrarrevolución cuando medió ante las autoridades de la Isla para lograr la excarcelación de varios mercenarios, entre ellos a su propio esposo, y la posibilidad de ser recibidos por España para aquellos que así lo desearon.  Sigue leyendo

Anuncios