Quien paga manda.


Arthur Gónzalez.

samathan PDe acuerdo con las posiciones adoptadas antes y después de su confirmación como embajadora de EE.UU. ante la ONU, la señora Samantha Power, refleja una conducta que la acercan más a una guerrera que a una diplomática.

Es sabido que ella carece de experiencias en ese medio, pero su agresividad es más cercana a las que asumían algunos miembros del gabinete de los presidentes republicanos Ronald Reagan y George W. Bush, que a la de una administración demócrata; aunque a estas alturas ya no se distinguen diferencias entre una y otra. Sigue leyendo

Anuncios