Guerra biológica contra Cuba


Arthur Gónzalez

logo MINSAPComo parte la guerra sicológica contra Cuba, diseñada y ejecutada por la CIA con la anuencia total del Gobierno norteamericano, el 25.08.2013 se publicó un artículo por la agencia española EFE, el sitio contrarrevolucionario español Diario de Cuba, y replicado también por El Nuevo Herald/Univisión, EE.UU., bajo el título de “Enfermedades del tercer mundo acechan a Cuba”.

Tratando de desprestigiar al sistema de salud de Cuba, uno de los logros más importantes del proceso revolucionario, señalan que: “Enfermedades como el cólera o el dengue acechan los últimos tiempos a Cuba, en su día una potencia sanitaria mundial, debido a la prolongación de una crisis económica que complica el acceso de parte de la población al agua corriente y va deteriorando el sistema de salud”.

En el mismo reporte las agencias de prensa mencionadas reconocen que: “Cuba tuvo cinco décadas sin casos de cólera hasta que en agosto de 2012 el mal reapareció, afectando principalmente a la zona este del país y con un saldo de tres muertos y 417 infectados, según datos oficiales. En cuanto al dengue, se han detectado varios casos del hemorrágico, la variante más grave”.

Lo que no dicen los que divulgaron esta noticia que pretende dar una imagen dramática de Cuba y alejar así el turismo internacional, es que la Isla ha sido y sigue siendo víctima de una sostenida Guerra Biológica causante de la muerte de cientos de personas, entre ellas muchos niños y que gracias a su bien estructurado sistema de salud se han evitado más muertes y daños económicos.

El Dengue no existía en Cuba y fue introducido en 1983 por primera vez desde los Estados Unidos en su variante más letal, la hemorrágica, causando la muerte de 154 personas en la primera epidemia, de ellos 110 niños. Esa vil acción la ejecutó un grupo radicado en ese país, siendo confirmado por el norteamericano de origen cubano Eduardo Arocena ante la Corte Federal de New York en el año 1984, expediente 2 FBINY 185-1009, página 2189.  El agente transmisor del Dengue es la hembra del mosquito Aedes Aegytpi.

Cuba comenzó a ser víctima de los ataques biológicos desde 1961 cuando se detecta por primera vez un fuerte brote de Meningitis Meningocócica en los alrededores del Aeropuerto Internacional José Martí, en el reparto de Rancho Boyeros. Por esa acción murieron 101 niños y 57 adultos.

30 de abril de 1969, un informe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos menciona y reconoce el uso del botulismo y los virus como armas biológicas. En mayo del propio año el Subcomité Especial sobre la Fundación Nacional de la Ciencia del Senado, señala la poca probabilidad de probar una acción biológica y se reconoce su uso encubierto y en sabotajes, con una lista de agentes biológicos de posible utilización.

En las actas del Congreso de Estados Unidos de América, correspondientes a los días del 18 al 20 de noviembre y del 2, 9, 18 y 19 de diciembre de 1969, en sesiones donde se trataba sobre la guerra química y biológica, y la política internacional del Subcomité sobre Seguridad Nacional y Desarrollo Científico del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, se reconoce el uso de las armas biológicas en Corea y Vietnam, debatiéndose los planes de desarrollo de la guerra biológica contra Cuba.

Mayo de 1971, Cuba registra los primeros casos de la fiebre porcina africana, patología que hasta ese momento no se había reportado en la Isla; hubo que sacrificar cerca de 400 mil cerdos. En el mes de enero de 1977, el diario estadounidense The Washington Post, publicó las confesiones de un agente de la CIA que participó en la operación de introducir la fiebre porcina en Cuba.

Entre 1973 y 1974 se desató en el ganado vacuno un incremento considerable de la enfermedad conocida como brucelosis. Alexis Casal Bravo, quien trabajaba en el Laboratorio de Diagnósticos Veterinarios de la provincia de Camagüey, alteraba de forma intencional los resultados de diagnóstico del laboratorio y declaró que como agente de la CIA cumplía esa labor.

Año 1978, aparecen dospatologías fungosas con enormes pérdidas en la caña de azúcar y el tabaco. La primera, conocida como Roya de la caña. La segunda el Moho azul del tabaco. Ninguna había estado presente en Cuba con anterioridad.

Enero de 1982, se diagnostica un fuerte brote de la enfermedad de Newcastle en las aves en la zona más oriental de la Isla, zonas libres de esa enfermedad. Los hallazgos permitieron comprobar que en ambas zonas se han reportado aves anilladas en Estados Unidos de América.

Finales de 1981, surge misteriosamente una epidemia de conjuntivitis hemorrágica que afectó toda la Isla. Su aparición quedó en el misterio.

1984, se detecta en la provincia de Guantánamo un brote de disentería con casos graves, ocasionando la muerte de 18 niños y se extiende hasta la provincia de Santiago de Cuba. En las investigaciones se aisló la bacteria conocida como Shigella del serotipo 01; hasta ese momento no se había reportado jamás en el país.

Noviembre de 1990, en la zona de Santa Cruz del Sur, provincia de Camagüey, se descubre en los cultivos de plátano una epidemia de la enfermedad conocida como Sigatoca  Negra. Esta resulta la más agresiva y dañina que se conoce para esas plantaciones. Nunca se había reportado en Cuba.

Durante los años 1993 y 1994 se detecta por vez primera en Cuba la plaga conocida como “Tristeza de los cítricos”. Se comprobó que fue introducida desde la Base Naval Yanqui en Guantánamo. A la vez es detectada en la zona occidental la plaga conocida como “Minador de la hoja de los cítricos”.

Febrero de 1995, aparece en las provincias de Granma y Santiago de Cuba, la plaga conocida como “Broca del café”, hasta entonces desconocida en el país. Es trasmitida por una mosca que solo vuela una distancia máxima de 3 metros. No se conocía en el país. Coincidente con la fecha de aparición, esos lugares habían sido visitados por un grupo de norteamericanos de una supuesta ONG.

Noviembre de 1995 se detectan en Ciudad de La Habana varios focos del mosquito Aedes albopictus, llamado “El tigre asiático”, hasta entonces no reportado en Cuba.

Los elementos son más que suficientes para probar la acción de la CIA para introducir enfermedades nunca antes vistas en Cuba, isla favorecida por la ausencia de animales peligrosos y plantas venenosas. Del cólera en algún momento no muy lejano se podrá conocer cómo llegó a la Isla, pues ni vuela ni nada.

Lo demás ya se conoce; es el precio que deben pagar los cubanos por haber decidido un sistema político y económico distante de los norteamericanos, pero estas acciones criminales no se publican en los Estados Unidos.

6 pensamientos en “Guerra biológica contra Cuba

  1. Pingback: Guerra biológica contra Cuba |

  2. Pingback: Muchos lamentos pero ocultan la verdad   |

  3. Pingback: La USAID de buena no tiene nada | El Heraldo Cubano

  4. Pingback: La USAID de buena no tiene nada |

  5. Pingback: La USAID de buena no tiene nada | Cayo Hueso

  6. Pingback: La #USAID de buena no tiene nada (#Cuba #CharlatanesyLadrones #Miami #España #EEUU) | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s