Reiteran ataques a la iglesia católica


Arthur Gónzalez

contrarrevolucic3b3n-interna-cubaCon maléfica insistencia, la contrarrevolución interna en Cuba ataca a la iglesia católica tildándola de inactiva, en relación a las acciones provocativas que planifican en contra de la Revolución, esto no es nuevo y se reitera desde que la jerarquía eclesiástica medió con el Gobierno cubano para obtener la liberación de 75 presos.
Esa liberación en vez de considerarla como algo positivo, la tomaron en el sentido opuesto, ya que dejó a la contrarrevolución sin argumentos para acusar a la Revolución y sin pretextos al grupúsculo Damas de Blanco para sus acciones provocativas, al no tener nada más que exigir, lo que puso en evidencia su carácter mercenario, creadas desde el exterior para conformar campañas internacionales contra Cuba, en concordancia con la política norteamericana.
En esta misma línea de acción, las Damas de Blanco continúan empleando premeditadamente su asistencia a diferentes iglesias católicas, para visualizar sus acciones contrarrevolucionarias, intentando involucrar a sacerdotes para que las respalden y crear fricciones con el Estado, para entre otras cuestiones malograr el clima de entendimiento alcanzado y obligarlos a tomar partido en la oposición al régimen.
¿Por qué no seleccionaron a las iglesias protestantes para asistir a sus cultos dominicales? ¿O a las religiones de origen africano que tanto pululan en el país?
La casi totalidad de las Damas de Blanco no son católicas, ni dominan el catecismo. La misma inculta y grosera Berta Soler no esta bautizada, no recibió la primera comunión, menos aun la confirmación y su matrimonio no fue bajo la bendición de Dios, entonces de qué clase de católicas estamos hablando.
Han tomado las iglesias como punto de concentración para sus provocaciones políticas y la casa de Dios no es para esos asuntos.
Pero al ser una estrategia diseñada para dañar y dividir las relaciones iglesia-Estado, pretenden que los sacerdotes  las acojan y les permitan usarlos a su favor. Por ese motivo están haciendo campañas para acusar a la Iglesia católica de Cuba de que “está haciendo oídos sordos a los reclamos de proteger a todos los fieles que concurren a las iglesias en la Isla”.
¿Se puede denominar feligreses a las que concurren a la misa con el propósito de provocar a las autoridades y recibiendo dinero desde los Estados Unidos para ejecutarlas? Los propios miembros de las comunidades religiosas rechazan sus actos impíos como sucedió recientemente en la iglesia de San Fulgencio en Gibara, Holguín. No fue el sacerdote Ángel Andrés González Guillén, quien lo ejecutó sino toda la congregación cansada de que un grupito de sacrílegas  que ni creen en Dios ni en el espíritu santo, impidan escuchar la misa.
Si conocieran un poco de los pasajes bíblicos recordaría como Jesús expulsó a los fariseos y mercaderes del templo, lo mismo que sucedió ahora y podrá sucederles en lo adelante a las mercenarias que se presten para entorpecer la comunión de los verdaderos feligreses con el señor todo poderoso.
Las iglesias no son refugios para los que comente actos delictivos; si realmente desean acercarse a la casa de Dios siempre tendrán las puertas abiertas, pero para provocar y escudarse en ella siempre las tendrán cerradas.
Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios

Un pensamiento en “Reiteran ataques a la iglesia católica

  1. Pingback: Reiteran ataques a la iglesia católica |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s