Los intereses de Ros-Lehtinen


Arthur Gónzalez

Ileana1La Congresista Ileana Ros-Lehtinen, actual jefa del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, recientemente mostró un marcado interés por la detención en Cuba de uno de los asalariados de Washington, esos a los que se les paga una mensualidad por ejecutar actos provocativos orientados desde los EE.UU. con parte  de los 20 millones que el presidente Barack Obama aprueba para la subversión contra la Revolución.
Según ella, su preocupación se basa en que le han informado que el asalariado está en huelga de hambre y teme por su salud.
Lo que llama poderosamente la atención es que la Sra. Ros-Lehtinen es representante de los ciudadanos norteamericanos y debe preocuparse ante todo por lo que sucede en su país, sin embargo se obsesiona con lo que hacen sus vecinos y sobre todo si se trata de Cuba, de donde salió en 1959 junto con los compañeros de su padre, léase los asesinos y testaferros del régimen del dictador Fulgencio Batista Zaldívar, refugiándose en los Estados Unidos con la esperanza de regresar en no menos de 6 meses y ya lleva 53 años sin poder cumplir su sueño.
Sin embargo, la Congresista no se pronuncia ni le causa preocupación que su gobierno mantenga encarcelados desde hace más de 10 años en la Base Naval ubicada en territorio cubano de la provincia de Guantánamo, a 166 presos árabes y de ellos cerca de 70 permanecen desde hace 6 meses en huelga de hambre, donde casi una veintena son alimentados artificialmente a la fuerza con tubos en el esófago, situación que viola todas las normas internacionales para tales casos.
La posición de estos reclusos es en protesta por la indefinición en la que llevan sumidos hace más de un década sin derecho a un juicio justo, no tienen formulada una acusación formal y tampoco pueden recibir la visita de sus familiares y abogados, en cruel violación de los derechos humanos.
Pero aunque esos huelguistas están en el territorio ocupado de Cuba, no son de su interés porque no le sirven a la Sra. Ros-Lehtinen para orquestar campañas contra el régimen socialista, al que tanto ella aborrece y son víctimas del gobierno norteamericano, ese que se declara campeón universal de los derechos humanos.
Para reafirmar su verdadera naturaliza inhumana, Ileana Ros tampoco ha condenado la muerte del joven colombiano Israel Hernández-Llach a manos de la policía de Miami, quien falleciera hace unos días víctima de un ataque cardiaco, después de haber recibido disparos con una pistola electrónica empleada por los uniformados. Ni siquiera por haber ocurrido en sus predios electorales ha reaccionado, total ni es cubano y menos aun partidario de los hermanos Castro, por tanto para ella es de 2da categoría.

Así son sus verdaderos sentimientos y el respeto por los derechos humanos del Imperio.

Un pensamiento en “Los intereses de Ros-Lehtinen

  1. Pingback: La insensatez de Ileana Ros |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s