Paradojas de la política miamense


Arthur Gónzalez

fbi-logo-wallpapersEl gobierno federal acaba de recortar más de $600 mil dólares en fondos para programas de desarrollo económico y servicios sociales para los pobres en la ciudad de Miami.

Esta decisión afectará a muchos más que a los considerados pobres, ya que estos al no contar con ese apoyo financiero dejarán de comprar productos y servicios, repercutiendo en los ingresos de personas de la clase media en esa ciudad.

El hecho se le achaca a la alcaldía por no haber utilizado lo suficientemente rápido, los fondos asignados por el Departamento de Viviendas y Desarrollo Económico de Estados Unidos (HUD), en los últimos años.

HUD reducirá $607 mil 083 doláres de los $4,9 millones que originalmente proyectaba entregar a la Ciudad para los programas de CDBG para el año fiscal 2013-14 que empezó en el mes de abril.

Mientras en esa ciudad crece la pobreza de miles de latinos y  çespecialmente de la raza negra, la alcaldía dejó de emplear unos $13 millones en fondos de CDBG durante los últimos tres años, lo que permitiría ayudar a los más necesitados a  tener un nivel de vida superior, con lo cual se contribuiría a bajar los índices de violencia que posee la ciudad, como consecuencia del incremento de los niveles de pobreza.

Se argumenta por el comisionado Frank Carollo que parte del problema es que HUD no permite a las ciudades gastar más del 15 por ciento de los fondos de CDBG en servicios sociales, como los comedores. El resto del dinero debe ir a proyectos de desarrollo económico.

Carollo  afirma que si el Congreso federal les diera más flexibilidad para gastar el dinero de CDBG en lo que la Ciudad considera importante, como darle de comida a los pobres, entonces no tuvieran el problema de no gastar los fondos suficientemente rápido.

Sin embargo, otro criterio se mantiene para el soporte económico de organizaciones contrarrevolucionarias, algunas de ellas de corte terrorista, que persiguen desde hace medio siglo el derrocamiento de la revolución cubana.

¿De donde salen los fondos para costear los viajes, y los city tour que les dan a sus asalariados de la contrarrevolución interna cubana?

En los últimos meses más de una veintena de ellos han volado a Miami para hacer campañas contra la Revolución, y tanto sus boletos de avión, el transporte interno, hospedaje, alimentación y dinero para gastos personales, son pagados con fondos federales, a sabiendas que esos elementos no tienen capacidad de liderazgo y menos aun de movilizar al pueblo cubano.

El regreso de los mismos a la Isla es todo un show mediático en el que sin excepción, llegan cargados de maletas, cajas y otros bultos de artículos electrodomésticos que cuestan bastante dinero.

Mientras los pobres no tienen trabajo en Miami, una casa decente donde mantener a una familia con la educación que requiere una sociedad moderna y un comedor donde ingerir un mínimo de alimentos, la mafia anticubana se beneficia de presupuestos millonarios aprobados por la Casa Blanca para acciones subversiva en Cuba, millones que llenan sus arcas personales pero no mueven ni moverán el rumbo socialista de la Revolución

4 pensamientos en “Paradojas de la política miamense

  1. Pingback: Paradojas de la política en #Miami (#Cuba #EEUU #DDHH) | La Santa Mambisa

  2. Pingback: Paradojas de la política en #Miami (#Cuba #EEUU #DDHH). | Cuba desde Ecuador

  3. Pingback: Paradojas de la política en #Miami. #Cuba #EEUU | El Informador Boliviano

  4. Pingback: La parte de Miami que no se divulga |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s