La falta de interés combatir a las drogas


Arthur Gónzalez

drogasTodo el mundo está al tanto que el mayor mercado de drogas en el mundo es el norteamericano, hacia donde van a parar la producción de Colombia, Honduras, Bolivia, México, Brasil, del Medio Oriente y Asia; sin embargo las agencias de inteligencia y sus poderosos sistemas de espionaje evidencian que su trabajo no es realmente dirigido a la búsqueda de información que les permita detener a todos los grandes traficantes,  distribuidores y magnates que dirigen ese jugoso negocio.

Las drogas causan anualmente un alto número de muertes por sobre consumo, asesinatos por deudas o engaños entre consumidores y expendedores, entre los que se encuentras jóvenes, profesionales, artistas destacados, intelectuales, políticos y hasta adolescentes, llevando dolor y sufrimiento a millones de familias norteamericanas.

Si esto es reconocido por las autoridades, ¿por qué el FBI, la DEA, la CIA y la NSA, no coordinan con más eficiencia su trabajo para erradicar este flagelo, en vez de estar escuchando las conversaciones privadas de los ciudadanos, políticos, diplomáticos y comerciantes extranjeros y hasta la de los religiosos?

Se ha podido conocer gracias a las denuncias de Julian Assange y de Eward Snowden, como el gobierno de Estados Unidos dirige sus sistemas de espionaje para obtener información que emplean posteriormente en la política exterior y hasta en las presiones que ejecutan en determinadas negociaciones, al disponer de elementos esenciales de la estrategia de sus contrapartes.

Recientemente el embajador de norteamericano en Brasil, Thomas Shannon, estuvo envuelto en un caso de espionaje del que fueron blanco los gobierno de América latina durante la Cumbre de las Américas del 2009, donde Barack Obama utilizó informaciones obtenidas por sus sistemas de inteligencia, sobre las posiciones que adoptarían determinados presidentes.

Las autoridades yanquis, si se lo proponen, pudieran erradicar de una vez ese mal que invade a su sociedad y estimula la producción en otros países, lo que constituye un problema de seguridad nacional por la afectación que trae para toda su sociedad, pero evidencian falta de voluntad, pues sus actuales sistemas de escucha, control de movimientos y de transacciones bancarias, si se lo permiten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s