Se derrumban las mentiras


Arthur Gónzalez

acuerdos-internac-presidentes-norteamericanos-loch-johnson_MLA-F-3049341823_082012Desde hace siglos los gobernantes norteamericanos han estado implicados en escándalos políticos, en el cual la mentira esta presente como fórmula para intentar alcanzar un objetivo determinado.
El siglo XX está plagado de hechos de este tipo y el XXI se inició con una carga nunca vista. Pretextos para presionar a otros gobiernos, ganar en negociaciones y por supuesto para iniciar guerras imperiales con el objetivo de ocupar territorios y recursos naturales.
La intervención norteamericana en Corea, Vietnam, Afganistán, Irak y Libia, han sido las de mayor alcance; preparando condiciones para iniciar una nueva contra Siria
De estas guerras de ocupación lanzadas por el gobierno norteamericano, las tres últimas utilizaron la mentira como arma para la justificación, pero con la cualidad de involucrar a la Organización de las Naciones Unidas para “santificar” sus crímenes.
En el caso de Afganistán, George W. Bush argumentó el derribo de las Torres Gemelas de New York por miembros de la organización Al Qaeda, a pesar de que la misma fue creada por la CIA, cuando la ocupación soviética a ese país en 1979.
La de Irak, la coartada fue la “existencia” de armas químicas, para lo cual reclutaron a especialistas de la organización internacional especializada en esos temas y en Libia el presidente Barack Obama aprobó el uso de imágenes grabadas en estudios televisivos y las campañas de prensa que movilizaran a la opinión pública para aceptar la agresión al país y el asesinato del presidente Muamar El Gadafi.
El hecho que marcó la era antiterrorista norteamericana aun vigente, fue el derribo de las Torres. Esta acción les ha permitido a los yanquis manipular la opinión interna norteamericana e incluso la internacional a su favor, llevando a cabo otras acciones con impunidad, basadas en la supuesta cruzada contra el terrorismo.
Pero las mentiras no pueden mantenerse por mucho tiempo y comienzan a salir contundentes elementos que ponen en evidencias las aseveraciones de los políticos yanquis, como es actualmente el caso de las supuestas llamadas telefónicas realizadas por los pasajeros desde los aviones secuestrados el 11 de septiembre del 2001, algo que sirvió de argumento probatorio de dicha acción criminal que conmovió al pueblo norteamericano fundamentalmente.
Pasados 12 años un grupo de expertos del conocido como  “9/11 Consensus Panel”, ha demostrado que esas llamadas telefónicas desde 3 de los 4 aviones secuestrados en aquella trágica mañana, nunca existieron.
El meticuloso análisis de todas esas llamadas ha permitido identificar no menos de 32 contradicciones, algunas imposibles de resolver, entre las narraciones contradictorias suministradas por las autoridades y las pruebas documentales disponibles.
El FBI y el Informe de la Comisión sobre el 11/9, mostrado en el año 2004, afirman oficialmente que se realizaron llamadas con teléfonos celulares desde 3 de los 4 aviones secuestrados.
Recordemos que Bárbara Olson, presentadora de la CNN, se hallaba entre los pasajeros del vuelo AA 77, el cual se estrelló contra el Pentágono. Según el testimonio de su esposo, Theodore Olson, entonces secretario de Justicia de Estados Unidos,  Bárbara lo llamó 2 veces, casi una hora antes de que el avión se precipitara. Olson asegura que su esposa lo llamó desde su teléfono celular.
Las llamadas de Bárbara Olson son las únicas que hacen referencia al armamento de los terroristas y las revelaciones que hizo su esposo sobre esas llamadas fueron vitales en la reconstrucción de los hechos y  uno de puntos claves de la versión oficial.
Posteriormente, el Sr. Olson cambió su versión varias veces. Sin embargo, la versión del FBI señala que la primera llamada duró alrededor del minuto. En el Larry King Show, Theodore Olson declaró que la segunda llamada había durado dos, tres, quizás cuatro minutos.
Por tanto, existen al menos 4 aspectos que ponen en duda lo relatado por Theodore Olson. El primero es que el FBI, declaró sin dudas en el 2004, que: “Todas las llamadas realizadas desde el vuelo AA 77 se hicieron a través del sistema telefónico del avión.” Entonces, ¿mintió Olson?
El FBI también mintió, pues en el 2006 un agente de la American Airlines declaró en el juicio contra Zacarías Mussaw “que ningún Boeing 757 disponía de teléfonos de asiento, incluso desde mucho antes del 11 de septiembre de 2001. Los pasajeros del vuelo AA 77 utilizaron sus teléfonos celulares.” Se confirma esa declaración a partir del estudio del manual de mantenimiento del Boeing 757, con fecha del 28 de enero de 2001, donde dice que: “El sistema telefónico para pasajeros fue desactivado en aplicación de la directiva Eco FO878”. Otros elementos confirman igualmente que no había en los aviones teléfonos para uso de los pasajeros.
Nunca se  ha podido demostrar la existencia de alguna llamada de Bárbara Olson aquella mañana. No existen registros de la misma, ni en el operador telefónico, ni en el Departamento de Justicia, donde estaba el señor Olson. Tampoco constan registros de la misma en el sistema de control del celular de Bárbara.
Para crear mayor expectativa sobre la posible mentira, un informe del FBI presentado en el juicio contra Zacarías Mussawi, en  el 2006 echa por tierra toda la historia inicial contada por Theodore Olson. En dicho informe, se asegura que Bárbara hizo una sola llamada y no dos y la misma tuvo una duración de 0 segundos. O sea que no se estableció la comunicación y por tanto la periodista  Bárbara Olson no pudo describir nada.
Entonces ¿Mintió Ted Olson? ¿Por qué razones? No se descarta que le hayan llegado llamadas provenientes de su mujer. Pero según consta en las actas judiciales tales llamadas no podían venir del vuelo AA 77, y  por lo tanto, toda la reconstrucción está alterada y debió haberla inventado alguien.
Existen más evidencias de contradicciones y mentiras que surgen a cada paso, lo que da mayor fuerza a la teoría de la conspiración.
En 1898 los norteamericanos fueron capaces de volar al acorazado Maine en la bahía de la Habana para justificar su entrada en la guerra que libraba el ejército libertador cubano con el gobierno colonial español y arrebatarles la victoria a los cubanos.
En el año 1962, el Jefe de la Junta de Jefes del Estado Mayor, Lyman L. Lemnitzer, firmó un memorando dirigido al Secretario de Defensa norteamericano, Robert S. McNamara clasificado Top Secret, Special Handling Noforn, donde remitía un documento para ser trasladado al Jefe de Operaciones del Proyecto Cuba, en el cual se enumeran un conjunto de operaciones que  podían realizarse, con el fin de justificar la intervención militar de los Estados Unidos en Cuba.
Entre las 9 tareas, hay una que plantea: “Organizar una operación similar a la del acorazado Maine. Para esto pudiera volarse un barco norteamericano en la Bahía de Guantánamo y acusar a Cuba de  la acción” y otra que propone: “Iniciar una campaña terrorista en Miami, otras ciudades de la Florida y hasta en Washington, como si fuera desarrollada por el gobierno de Cuba” y una de las más temerosas que expresa: “organizar una acción para crear un incidente mediante el cual pudiéramos demostrar convincentemente que aviones “cubanos” derribaron un aparato civil en un vuelo charter procedente de los Estados Unidos con destino a un país del caribe, el país se seleccionaría de forma tal que el plan de vuelo tuviera que incluir el atravesar Cuba, los pasajeros serían un grupo de estudiantes universitarios de vacaciones o cualquier otro tipo de grupo que pueda tener un interés similar”.
En 1964 Estados Unidos inicia la guerra contra Vietnam, a partir de incidente creado por ellos en el golfo de Tonkin, sabemos el desarrollo y final de la misma.
La mentira se ha convertido en parte indisoluble de la política exterior norteamericana, por tanto para ellos vale todo. Pero al final Dios castiga la mentira, e incluso Changó, Dios del rayo y el trueno en las religiones africanas, también lo hace con los mentirosos, ladrones y malhechores.

Un pensamiento en “Se derrumban las mentiras

  1. Pingback: Se derrumban las mentiras #Cuba | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s