La santa difamación


Arthur Gónzalez

Damas de BlancoComo parte esencial de la guerra sicológica aplicada por el gobierno norteamericano y sus agencias federales de inteligencia contra Cuba, el pasado domingo 28 de julio uno de los sitios digitales contrarrevolucionarios creados para tales fines, divulgó una noticia falsa en la que trataron de involucrar al Obispo de la Diócesis de la provincia de Matanzas.

Según la ilusoria versión, “el religioso intercedió a favor de las Damas de Blanco este domingo, ante los oficiales de la Seguridad del Estado que las reprimieron en la ciudad de Colón”.
Escenario irreal creado por una de las asalariadas de Washington y Miami, que pretendió dar una imagen adulterada de la situación interna cubana, algo común desde 1959 cuando el presidente D. Eisenhower, aprobó el primer Programa de Acciones Encubiertas a propuestas de la CIA, en el cual se plantea: … “Para que la oposición pueda ser escuchada y la base del apoyo popular a Castro debilitada, es necesario desarrollar los medios de información hacia el pueblo cubano, con el fin de iniciar una poderosa ofensiva propagandística en nombre de la oposición declarada.

Siguiendo esta misma línea, la asalariada dio declaraciones a la agencia de radio creada con los fines antes descritos en el mencionado Programa de Acción, donde con total teatralidad afirmó: “turbas organizadas por la Seguridad del Estado, la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y las Brigadas de Respuesta Rápida rodearon a las Damas de Blanco en la iglesia San José, de dicha localidad” y agregó: “Es un operativo grandísimo, esto va a ser una masacre, hacemos responsables al Gobierno de los hermanos Castro y la Seguridad del Estado de todo lo que nos pueda pasar, de nuestra integridad física”.
Finalmente, la propia noticia desinfló la mentira al describir que siete mujeres y 10 hombres fueron trasladados hacia la Estación de la policía por alterar el orden y liberados después de tomadas las declaraciones, ni masacre no heridos.

Esto es algo común en las orientaciones que reciben desde Miami para justificar la campaña mediática de que en la Isla “existe represión”.
Situaciones similares se detectaron antes de la visita a Cuba del Santo Padre Benedicto XVI, donde les orientaron ocupar varias iglesias para crear ambientes complejos que impidieran su viaje, lo que fue demostrado con grabaciones y filmaciones divulgadas por la TV cubana.
Esta táctica es bastante vieja y podemos encontrarla en el diccionario de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos del año 1950 y de 1953 del pasado siglo, en el cual se describe el concepto de Guerra Sicológica, de la manera siguiente:
La guerra sicológica es la acción de propaganda y otros medios de información, emprendida por parte de una nación contra grupos enemigos, para ejercer influencia sobre las opiniones, concepciones, sentimientos y conductas, de manera que apoyen la política y los objetivos de la acción y grupos de la nación que sirve a esa guerra sicológica.
Si lo que ejecuta el gobierno norteamericano contra Cuba desde 1959 no es lo mismo, entonces que venga Dios y nos aclare.

 

3 pensamientos en “La santa difamación

  1. Pingback: La santa difamación (#Cuba #Miami #Madrid) | La Santa Mambisa

  2. Pingback: La santa difamación (#Cuba #Miami #Madrid) | imallerandiperez

  3. Pingback: La santa difamación (#Cuba #Miami #Madrid) | Lente Latino-Americano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s