Una cortina de humo


Arthur Gónzalez.

informaticaComo buenos prestidigitadores, las autoridades norteamericanas intentan escamotear los motivos que provocaron el reciente escándalo del ciber espionaje, por las filtraciones del ex colaborador de la CIA Edgard Snowden, respecto al programa de vigilancia de Internet conocido como PRISM.

Para tratar de manipular el caso con una cortina de humo, el día 13 de junio divulgaron rápidamente la noticia de que “sus autoridades sanitarias habían advertido a los actores del sector médico, sobre potenciales ciber ataques contra hospitales y equipos médicos vinculados a Internet”.

A fin de incrementar el pánico entre la población le agregaron un componente más dramático, al asegurar que los dispositivos implantados en el cuerpo de los pacientes, como los  marcapasos o los defibriladores, también pudieran estar vinculados a redes vulnerables ante los supuestos “ataques de piratas informáticos”.

Toda la noticia está evidentemente marcada con la mala intención de justificar el espionaje cibernético de la CIA y el FBI, concientes que en los Estados Unidos una parte de su población es manipulable, debido a su ignorancia política.

Pero cuidado,  ya no estamos en los tiempos en que el magnífico Orson Wells creó el pánico entre sus radio oyentes, cuando lanzó su famoso SOS con las frases: “Flash, Flash, noticia de última hora, los marcianos invaden la tierra”…..lo que causó hasta el suicidio de algunos ignorantes.

Mucha gente hoy se dará cuenta de que esto no es más que una medida, para tratar de créales la ilusión de que la CIA y el FBI tienen la imperiosa necesidad de controlar el trafico por Internet,  con el fin de evitar estas acciones piratas y lograr de esta forma que el pueblo aplauda la invasión a su propia privacidad, estrategia nada nueva.

Esto mismo ya fue diseñado por la CIA en los años 50 del pasado siglo, bajo la dirección de Allan Dulles, cuando expresó que: “…debemos lograr que los agredidos nos reciban con los brazos abiertos… alcanzar un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”.

Por tanto, a otro tonto con ese cuento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s