Ellos se lo pierden.


Arthur Gónzalez.

cuba_usaLa vida ha demostrado que los vecinos cuando mantienen una relación armoniosa y de respeto, pueden lograr el bien, el orden y la seguridad mutua. Un ejemplo de este precepto lo fue la reciente cooperación de Cuba con Estados Unidos en el caso de dos ciudadanos norteamericanos que secuestraron a sus hijos y los llevaron a la Isla, siendo entregados de inmediato por las autoridades cubanas a las de su vecino del norte. Sigue leyendo