Palos porque boga y palos porque no boga


Arthur Gónzalez.

los-tres-chiflados-fascistas-de-miamiA los asalariados de Miami no los entiende nadie. Si en Cuba se aprueban leyes y se ponen en vigor nuevos decretos que mejoran las condiciones del pueblo, allá va los anticubanos residentes en la Florida a criticar venenosamente las mejoras. Si ellos entienden que el Gobierno cubano no está haciendo bien las cosas, llueven las críticas malintencionadas.  Así ha sido durante 53 años.

Para los que abandonaron su patria con la ilusión de que el ejército norteamericano invadiría la Isla y cortaría la libertad alcanzada el 1ro de enero de 1959, nada de lo que se hace en la tierra que los vio nacer está bien.

Ahora que se modificaron las leyes de Migración y de Extranjería, y se igualó a los cubanos con el resto del mundo, las acusaciones son ilógicas y hasta burlescas, porque las autoridades eliminaron el permiso de salida impuesto desde 1953 por Fulgencio Batista y mantenido por Fidel Castro para evitar la fuga de muchos asesinos y torturadores que huían de la justicia. Sin embargo de la negativa de visas por las embajadas y consulados nadie habla.

Algunos de los que han hecho carrera gracias a las posiciones contrarrevolucionarias y viven del salario que reciben por esto, han puesto el grito en el cielo porque se les haya permitido viajar a los más divulgados y bien pagados contrarrevolucionarios,  algo que no esperaron.

Como vaticinaron que las modificaciones a las leyes migratorias eran simple “propaganda comunista”, al quedarse sin argumentos para el ataque, ahora inventan nuevas historias para intentar manchar la obrar revolucionaria.

Similares ataques recibió la visita a las cárceles por parte de la prensa extranjera acreditada en la capital cubana, a la cual calificaron desde Miami como “rebaño de periodistas guiados por el callado de los pastores y perros de la policía.”  Es demasiado su odio y les impide ver la luz.

Para nadie es un secreto que una prisión no es un hotel y que a ella se remiten a las personas que violan las leyes, con la finalidad de pagar sus culpas y reeducarse como personas de bien.

Pero los que viven del ataque constante y mordaz, inventando historias tenebrosas más parecidas a las acciones que ejecutó la Santa Inquisición que a la realidad,  y ahora que muchos extranjeros pudieron constatar las verídicas condiciones de los presos cubanos, la atención medica que reciben, los estudios que se les imparte y el trabajo con remuneración, no saben cómo van a demostrar lo contrario y contra atacan acusando a Cuba de haber preparado a las prisiones como “escenarios de un culebrón televisivo”.

¿Habrase visto cosa igual? ¿Alguien en su sano juicio pudiera creerse que se le da lustre a una cárcel  para hacerla parecer linda cuando no lo es realmente?

Esa es la contrarrevolución cubana, creada por los norteamericanos para dar una imagen distorsionada de Cuba. Es la misma que le hizo creer a la CIA que cuando entraran los mercenarios por Bahía de Cochinos, el pueblo se lanzaría a las calles a vitorearlos.

Ya sabe el mundo que la invasión del 17 de abril de 1961 solo duró 72 horas, porque fueron recibidos por los cubanos con el fuego de sus armas y con exclamaciones de Patria o Muerte.

Eso no fue ni barniz ni escenario de cartón para una telenovela, sino que le pregunten a los miembros de la brigada 2506.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s