¿Habrá perdido la memoria?


Arthur Gónzalez.

falta-memoriaEn días pasados uno de los libelos pagados para blasfemar sobre Cuba y su proceso político económico y social, publicaba la reflexión de una ciudadana cubana residente en la Isla, de esas que acuden cotidianamente a la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana a hacerle gracia a sus funcionarios diplomáticos y a recibir orientaciones de cómo actuar para alcanzar el sueño frustrado de ver la caída del socialismo.

En su meditación la señora de edad madura, se alarmaba de haber escuchado a una joven locutora de los noticieros de la TV, mencionar la palabra “intransigencia revolucionaria”, ante lo cual asegura con toda carga de dramatismo cursi, y “sintió que esta cayó en sus oídos con la fuerza de una bofetada.”

Agrega la susodicha en su comentario que para ella “es sobrecogedora la carga negativa de la palabreja y de algunos de sus sinónimos –intolerancia, fanatismo, obstinación, testarudez, y pertinacia. Que la enferma el recuerdo de toda la pesadilla que trajo consigo la práctica de la intransigencia revolucionaria como vehículo de terror y de control social en tiempos que, quizás ingenuamente, preferimos asumir como pasado”.

Pensándolo bien, esta ciudadana ha perdido toda la memoria o no recuerda bien la historia que los cubanos y cubanas han tenido que sufrir solo por escoger por sí solos el camino a seguir sin los dictados del Norte, como lo hicieron las generaciones nacidas después de 1902.

¿Habrá borrado de sus neuronas las tres ocupaciones del ejército norteamericano a la Isla?    ¿ Y el apéndices constitucional conocido como La Enmienda Platt que daba un cheque en blanco al gobierno de los Estados Unidos para hacer y deshacer en la mayor de las Antillas por la que incluso se robaron durante 32 años la conocida Isla de Pinos?

Además, asegura que la intransigencia ha sido la madre de la censura en la literatura, el cine y otras manifestaciones del arte y la cultura, ¿pero a qué lugar del mundo se refiere? Sin dudas debe ser a Miami, donde se prohíben los conciertos de artistas cubanos residentes en la Isla y los que se dan son apedreados, abucheados y amenazados sus patrocinadores e incluso los propios artistas. ¿No se acuerda que en Miami le quemaron un óleo al reconocido pintor cubano Mendive con su obra El Pavo real, que era expuesto en una galería floridana?

¿No recuerda como recientemente frente al afamado Café Versalles se rompieron cientos de CD de una orquesta cubana contratada para actuar en Miami?  Y que decir de la obligación de cambiarle la letra de una de las canciones de la orquesta cubana La Charanga Habanera porque en uno de sus estribillos decía …yo gozando en la Habana y tú llorando en Miami, al referirse a una novia que había marchado a los Estados Unidos, sin nada político en el tema?

Intransigencia es la de los congresistas norteamericanos de origen cubano que no permiten cambios en la política de ese país hacia Cuba, los que apoyan la eliminación de las remesas y viajes de los cubanos entre ambos países, los que no permiten que ciudadanos norteamericanos puedan viajar libremente a Cuba y se oponen a que los cubanos de la Isla puedan recibir un visado para pasar unas vacaciones con su familia en Estados Unidos, mientras amparan la Ley de Ajuste que incita a las salidas ilegales con todo el riesgo que conllevan, con tal de hacer la propaganda de que “huyen del comunismo”.

Intransigencia es imponerle a un norteamericano una multa de cientos de miles de dólares por comprar un solo puro cubano, es no aceptar el registro de una marca comercial cubana en los Estados Unidos, mientras en Cuba se mantiene el registro de productos norteamericanos como la Gillette, Coca Cola y otras más, para el día en que la intransigencia de los congresistas norteamericanos permitan el libre comercio entre ambos países y la entrada a Cuba de buques de ese país a puertos cubanos sin recibir sanciones millonarias.

Esas cosas si son intransigencia, intolerancia, fanatismo, obstinación y testarudez que han marcado muy duro al pueblo cubano, que sufrió y sufre actos terroristas financiados y organizados desde la Florida, donde viven felices viejos mafiosos y criminales causantes del dolor y la muerte de civiles inocentes sin ser llevados a los tribunales.

Mejor que la señora tome algún medicamento para su memoria y recuerde bien todas las acciones criminales que se cometieron y aun cometen contra su propio pueblo en nombre de la intransigencia.

3 pensamientos en “¿Habrá perdido la memoria?

  1. Pingback: Estados Unidos y su Ley del embudo | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: Estados Unidos y su Ley del embudo |

  3. Pingback: #EEUU y su Ley del embudo. #Cuba | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s