El Apóstol no se equivoco


Arthur Gónzalez

berta solerCuando José Martí y Pérez, apóstol de la independencia de Cuba afirmó hace más de un siglo que “la incultura mata a los pueblos”, no se equivocó, y de eso dio fe el 30 de enero del 2013, Ángel Moya, esposo de la presidenta de las Damas de Blanco, la inculta y grosera Berta Soler.
Como si no supiera leer o interpretar lo dispuesto en la nueva Ley de Migración, Moya intentó obtener su pasaporte, aparentemente para acompañar a su esposa en el proyectado viaje a Panamá el próximo mes de febrero.
En dicho texto jurídico se expone claramente en el artículo 23-b, que “no pueden obtener pasaportes los ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional por tener pendiente el cumplimiento de una sanción penal o medida de seguridad, excepto en los casos que se autorice de forma expresa por el tribunal”.
¿No sabe el señor Moya que tiene una licencia extrapenal, que aun no ha extinguido el término de su sanción y no es precisamente la oficina de trámites de pasaportes la encargada de autorizarlo, sino el tribunal?
A pesar de que pudiera ser corto de inteligencia, el conoce su estatus legal y quizás hizo todo ese teatro para tener elementos con que armar un escaso show mediático, ya que ni él ni su esposa gozan ya del apoyo de la prensa extranjera, algo que les puede afectar las finanzas enviadas desde Miami.
Algo similar le pasará al santiaguero José Daniel Ferrer si da los mismos pasos equivocados de Moya y seguramente volverá con la vieja y gastada retorica de los derechos humanos.
Sería conveniente que sus amigos diplomáticos occidentales les explicarán como actúan las leyes de sus países en casos similares, entonces es posible que entiendan que las personas que como ellos no han extinguido sanción no pueden salir del país y en muchos casos ni de la provincia o estado donde residen.
Sin embargo otros diplodisidentes, como su esposa Berta, la bloguera Yoani Sánchez y su esposo Reinaldo Escobar, solicitaron sus pasaportes para viajar al exterior y se les concedió sin dificultades, pues no tiene nada pendiente con la justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s