Las mismas plumas, las mismas aves


Arthur Gónzalez

el paisCon total falta de ética, sin descontar la de humanidad, el diario El País de España, se hizo eco de una falsa foto del presidente Hugo Chávez en una supuesta compleja situación médica. Como nos tiene acostumbrado ese rotativo, si es para divulgar alguna noticia que difame respecto a algunos países que mantienen una posición política contraria a Washington, no importa su verificación ni procedencia, se publica con tal de conformar o sumarse a la campaña mediática en su contra.

Así viene sucediendo con Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador, incluso en el caso cubano se han arriesgado a contratar a la bloguera oficialista de Washington, Yoani Sánchez Cordero, pagándole 25 mil euros anuales, con tal de que exponga noticias falsas y tergiversadas contra su país, sin detenerse nunca a comprobar su veracidad. No les importa, al fin y al cabo no van a molestar a los norteamericanos, al contrario es posible que el embajador yanqui en Madrid hasta invite a su residencia a editores y directivos para tomarse unos whiskys.

Pero en esta oportunidad se les fue la mano al publicar de inmediato la foto del presunto presidente venezolano, nada menos que enviadas por el periodista italiano Tommasso Debenedetti, quien como antecedentes de su “democrática y libre” actuación, ha sido el autor de los rumores sobre la muerte del ex presidente cubano Fidel Castro, del escritor colombiano Gabriel García Márquez y ha suplantado a través de Facebook y Twitter identidades de personajes famosos, como Mario Vargas Llosa, el Papa Benedicto XVI o Umberto Eco.  Tommasso también se ha hecho pasar (a través de Facebook o Twitter) por los escritores Paco Ignacio Taibo II, Almudena Grandes, Laura Esquivel, Isabel Allende o ha inventado entrevistas con Nadine Gordimer, Philip Roth, Abraham Yehoshua, Herta Müller o Toni Morrison, entre otros.

Como resultado de su ausencia total de ética profesional, el rotativo español tuvo que retirar la edición completa del día y de los sitios digitales, lo que debe haberle costado un millonada, sin contar la demanda legal anunciada por el propio gobierno venezolano que les traerá graves consecuencias.

Sin embargo, los directivos del diario El País no se atreven a divulgar una foto de la secretaria de estado de los EE.UU. Hilary Clinton, ingresada recientemente en un hospital de Washington y muchísimo menos de la intervención quirúrgica a que fue sometido del Rey Don Juan Carlos de Borbón,  ellos saben donde dice peligro, ahí no vale la libertad de engaño, digo, de prensa.

Llama la atención que en este caso no haya ni un solo pronunciamiento de la SIP, Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), con sede en Miami, Florida, lo que demuestra de que principios profesionales hablamos, total si al final dicha organización se alegra de todo cuanto se divulgue en contra de Cuba y Venezuela.

Considerable doble moral tienen estos personajes, pues como dice el proverbio popular, “Las aves de igual plumaje vuelan en el mismo bando”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s