“Disidentes en Cuba”: La fiebre de los viajes.


Arthur González.

yoani-Made_in_USAParece que la fiebre por cosas o modos es algo inherente al ser humano, así fue con el oro en su momento, las máquinas de vapor, trasportarse en tren y en fechas más recientes el uso de pelucas y postizos para lucir un pelo con más largo y brillo, hasta enmascarar insuficiencias genéticas para aumentar el tamaño de senos, nalgas, labios y pómulos. Pero ahora en Cuba, sobre todo entre los asalariados de Washington se ha desatado la fiebre de los viajes al extranjero. Sigue leyendo

Anuncios