¿Perdieron la memoria o no desean recordar?.


Arthur González.

el-que-llama-pagaDe acuerdo con “El Nuevo Herald”, el gobierno cubano está bloqueando llamadas a números telefónicos en los Estados Unidos y España que han sido descritos como “un servicio de 911 para disidentes”, un sistema que usaban para reportar rápidamente “abusos” a sus partidarios en el extranjero. La información aportada por el diario miamense asegura que el sitio Háblalo Sin Miedo permite a los cubanos grabar mensajes de voz de hasta tres minutos, los que posteriormente son publicados en el blog del sistema y enviados automáticamente por correo electrónico a los suscriptores, integrado por contrarrevolucionarios financiados con el presupuesto que anualmente aprueba el presidente de los Estados Unidos, para acciones subversivas que persiguen el propósito de derrocar al régimen cubano.

Injerencia a las dos manos de un país contra otro, y aun así no quieren que Cuba se defienda de esos ataques. La desvergüenza llega al punto de describir que el sitio Háblalo Sin Miedo fue creado la primavera pasada por un graduado de la Universidad Internacional de la Florida nacido en Cuba, y siguió el ejemplo de otro establecido por Google y Twitter, luego de que el presidente de Egipto Hosni Mubarak suspendiera el acceso a Internet durante los disturbios de la Plaza Tahrir. Prueba total de que la intensión de los yanquis es derrocar al gobierno socialista cubano, tal y como sucedió en el medio oriente y ante esto Cuba tiene derecho legal a defenderse.

¿Qué hacen los EE.UU. y sus aliados ante un ataque cibernético similar? Bloquear todo lo que les permita impedir los SMS, MMS y Twitters, para evitar daños a su seguridad nacional, sin temor a ser denunciados, aunque sus acciones  no son denunciadas o criticadas por diarios norteamericanos o  agencias de prensa occidentales.

Ejemplo de esto fue lo ejecutado por el Reino Unido de la Gran Bretaña el pasado año, cuando Scotland Yard reconoció como un victoria, el bloqueo que hizo sobre miles de mensajes encriptados transmitidos a través de Blackberry y de Twitter por los integrantes del grupo “Los Indignados”, conformado por cientos de cientos de miles de disidentes británicos. Según la comisaria adjunta de la Policía Metropolitana, Lynne Owens, las autoridades analizaron una cantidad de información abrumadora, procedente de chats y redes sociales y parte de esos datos resultaron vitales para evitar que fueran utilizados durante la ola de protestas populares contra el gobierno británico y para convocar nuevas concentraciones.

La señora Owens afirmó que ellos fueron capaces de asegurar varios lugares y que no se produjeran daños a la seguridad interna, mientras que el jefe interino de Scotland Yard, Tim Godwin, señaló que con los disturbios de los opositores extendidos por gran parte de Londres, la policía recibía información de Inteligencia sobre los reclamos de los opositores a cada segundo, lo que llevó a las fuerzas de seguridad a plantearse que convenía más cerrar temporalmente las redes sociales y por tanto él ordenó a las autoridades que las apagasen.

En New York, el FBI hizo otro tanto contra los disidentes de Wall Street, y  también creó un buró para enfrentar y entorpecer esos métodos, según las declaraciones públicas de sus funcionarios.

En Cuba los que pueden realizar esas acciones son los asalariados de Washington que tienen el dinero suficiente para hacerlo, gracias a los envíos financieros desde Miami, entre ellos José Daniel Ferrer, en Santiago de Cuba, Martha Beatriz Roque, la aneja contrarrevolucionaria que protagonizó el espectacular show del aguacate, la cuasi millonaria Yoani Sánchez Cordero y una docena más que recibe constantemente dinero desde Miami.

Al parecer El Nuevo Herald de Miami no tiene buena memoria o no desea recordar lo que ellos mismos inventaron para impedir que los opositores al sistema capitalista puedan movilizarse y crear problemas.

¿Entonces cuál es la algarabía y asombro con lo que hizo la empresa telefónica cubana, si al final copió los mismos métodos norteamericanos y británicos?

Anuncios

2 pensamientos en “¿Perdieron la memoria o no desean recordar?.

  1. Pingback: ¿Perdieron la memoria o no desean recordar?. #Cuba « Cayo Hueso

  2. Pingback: Razones para tener miedo |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s