Las preocupaciones de un Senador.


Arthur González.

frontera mexicoEn días pasados Marco Rubio, Senador republicano de origen cubano e integrante del mini grupo de mafiosos miamenses en el Congreso de los Estados Unidos, hizo declaraciones a la prensa donde aseguró que “las relaciones con México deben ser una prioridad de política exterior para Estados Unidos y trascender los temas de migración y seguridad, para abarcar temas económicos y comerciales”.

El futuro para México parece incierto, pues hasta la fecha ninguna de las más recientes administraciones norteamericana ha resuelto los graves problemas que enfrentan los mexicanos, especialmente en el tema económico y migratorio. Para nadie es un secreto que los norteamericanos han levantado un muro más alto y fuerte que el criticado y extinto Muro de Berlín.

Ellos hicieron grandes campañas mediáticas de denuncia por las exageradas muertes que decían ocurrían a diario en Berlín, por los intentos de cruzarlo y celebraron su derrumbe como el símbolo de la caída del socialismo. Sin embargo, del Muro norteamericano con México nada se habla, es como si no existiera, a pesar de que las muertes de miles de mexicanos que lo intentan saltar, son muchísimo más que las que tuvo Berlín en toda su historia.

Ahora Marco Rubio demuestra nerviosismo por el tema migratorio con México, pero seguramente no es por el posible cruce y deportación de los ciudadanos de ese país, sino porque supone que los cubanos, al poder salir sin el mal traído permiso de viaje, crucen la frontera y se acojan a la llamada “Ley de Ajuste Cubano”, algo que se ha manipulado desde su aprobación en 1966. Dicha ley, por estar totalmente politizada para intentar desprestigiar a Cuba, fue modificada en la década pasada, permitiéndole a todo cubano que pise tierra estadounidense, ingresar y ser un residente permanente, aunque lo haga desde un tercer país, incluso donde pudiera haber estado residiendo desde años y no ser “perseguido político”, ni nada que se le parezca.

Para el resto de los latinoamericanos, europeos, asiáticos o africanos, esa posibilidad no existe, e incluso a los hijos de inmigrantes ilegales nacidos en territorio norteamericano, no se les permite que hagan un ajuste a sus padres. Veremos en los próximos meses fuertes presiones del gobierno norteamericano sobre México y Canadá para que no le otorguen visa a los cubanos, e incluso es probable que inicialmente hasta eliminen el reajuste de la Ley, impidiéndole entrar a territorio yanqui desde un tercer país y la dejen por el momento solo para los que lleguen ilegalmente desde Cuba.

De todas formas, a esa Ley injusta y causante de tantas muertes en el mar, por el estimulo de los propios norteamericanos, no le auguro mucha vida; creo que agoniza por falta de argumentos. El tiempo está poniendo las cosas en su lugar y cada día se ve con más claridad que la emigración cubana es tan económica como la mexicana, guatemalteca, hondureña, dominicana o jamaicana. Tiempo al tiempo.

Anuncios

6 pensamientos en “Las preocupaciones de un Senador.

  1. Pingback: La injusticia tiembla | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: La injusticia tiembla |

  3. Pingback: La injusticia tiembla (#Cuba #EEUU #Miami #Bloqueo) | Cuba por Siempre

  4. Pingback: La injusticia tiembla | Auca en Cayo Hueso

  5. Pingback: La injusticia tiembla | Lente Latino-Americano

  6. Pingback: La injusticia tiembla | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s